Por Arleth García y Diandra García

FOTO: Associated Press

EL 28S se vive día a día. Cada esfuerzo nos mantiene en pie de lucha. Principalmente el de las colectivas, activistas y todas las organizaciones que promueven un cambio para al fin tener derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. En esta segunda parte del reportaje presentado por el 28S conoce más sobre el trabajo realizado actualmente en México y Perú.

Los esfuerzos que las colectivas, activistas, organizaciones están haciendo en México y Perú

Marcha de la marea verde en México.

México tiene antecedentes de la búsqueda de las mujeres y personas gestantes por su derecho a decidir y las trabas que se les han impuesto por parte del Estado.

  • En 1936, un grupo de feministas presentaron la propuesta “El aborto por causas sociales y económicas” considerada como la primera iniciativa respecto a la despenalización del aborto en el Distrito Federal, ahora Ciudad de México.
  • Durante 1974 se reconoce a la mujer en su derecho político y en su derecho a la procreación.
  • En 1976 se inicia la primera jornada para que las mujeres pudieran acudir a cualquier institución pública de salud a realizarse un aborto seguro exigiendo información y dación de métodos anticonceptivos a toda la población femenina.
  • También, en 1979 se efectúa una marcha fúnebre en memoria de todas las muertas por abortos clandestinos. El 10 de mayo de este mismo año se reconoce el día de la maternidad libre y voluntaria.

Ante esto, organizaciones comenzaron a formar de manera teórica y práctica sus habilidades de liderazgo e incidencia, como es el caso del Instituto de Liderazgos Simone de Beauvoir (ILSB) que a través de la Escuela de Liderazgos Jóvenes de REDefine crearon una red de jóvenes que promueve y defienden los derechos sexuales y reproductivos, el acceso al aborto legal y seguro y la prevención del embarazo no deseado de las y los jóvenes.

Platicamos con la RedDefine del Estado de México, para conocer más sobre las acciones e incidencias políticas que realizan las y los jóvenes para seguir contribuyendo en su Estado donde  según datos de Save the Children, en 2019 hubo más de 500 embarazos de niñas menores de 15 años.

méxico
Foto: IG ILSB
  • ¿Quiénes la conforman?

Existen redes activas en 12 estados del país: CDMX, Durango, Guerrero,Guanajuato, Morelos, Michoacán, Nayarit, Puebla, Sonora, Veracruz, Quintana Roo y entre ellos también en el Estado de México. Esta conformada por juventudes diversas con perspectiva de género, derechos e interculturalidad.

  • ¿Cuáles son las contribuciones que realizan a favor de la salud reproductiva y sexual de las adolescencias?

Realizamos incidencia en todos los espacios posibles, desde la sensibilización con la sociedad en general ante el tema y necesidades como el acercamiento directo con adolescencias y juventudes para informarles de sus derechos sexuales y reproductivos brindándoles recursos y acompañamiento que les permita el goce pleno de su sexualidad.

En cuanto a la prevención del embarazo no deseado en adolescentes incidimos para que puedan tener acceso a servicios de salud sexual y reproductiva de calidad, a una gama variada y pertinente de métodos anticonceptivos.

De igual manera buscamos la colaboración con tomadores y tomadoras de decisiones para colaborar, ampliar y garantizar el acceso una educación sexual integral con perspectiva de género, interculturalidad y juventudes. En donde cada uno de sus derechos sexuales y reproductivos puedan respetarse, promoviendo también una corresponsabilidad masculina y que el Estado implemente políticas públicas para prevenir embarazos no deseado. Es por ello que trabajamos para que el acceso al aborto por violación respaldado por la NOM 046 y otras causales ya establecidas en la ley sean una realidad, por la ampliación de las mismas, así como para lograr la despenalización en el país. Es fundamenta reducir los procedimientos inseguros que ponen en riesgo la vida y la salud de las mujeres, adolescentes, niñas y cuerpos gestantes.

Sabemos que la criminalización del aborto no hace que deje de suceder. De hecho, orilla a las personas a recurrir a procedimientos clandestinos inseguros que pueden poner en riesgo su salud y su vida. Despenalizar el aborto no obliga a nadie a hacerlo, facilita el acceso a los servicios para quienes lo necesitan evitando que arriesguen su vida y salud con abortos inseguros, reconociendo la autonomía y el derecho a decidir sobre sus cuerpos. Exigimos que el aborto más allá de que sea ley, sea una realidad. Estamos a favor del aborto seguro, legal y gratuito, y del libre ejercicio de la maternidad elegida y deseada.

  • ¿Cuál es el mayor reto que enfrentan?

Parte de los mayores retos que como red hemos enfrentado ha sido el adultocentrismo que lamentablemente llegan a frenar nuestro avance o bien a desvalorizarse. Así como también el limitado acceso e intervención a incidir en planes o programas públicos que involucren a los derechos sexuales y reproductivos. De ahí que creamos que es esencial que el Estado garantice espacios y mecanismos para la participación juvenil, en condiciones de igualdad y transparencia. Las adolescencias y juventudes tienen derecho a expresar, manifestar y asociarse con otres para crear y proponer acciones positivas que contribuyan a su propia salud y bienestar. La participación en políticas públicas sobre sexualidad y reproducción es nuestro derecho.

  • Como personas activistas y/o voluntarias, ¿Cómo se sienten al saber que su labor está contribuyendo a grandes cambios, en este caso, a modificaciones de las leyes a favor de la despenalización del aborto?

Sin duda, nos llena de una alegría inmensa saber que lo que hacemos se moviliza y alcanza diversos espacios. Es reconfortante visualizar que no solo es REDefine Estado de México sino que también existen otras redes, organizaciones y grupos feministas que trabajan en conjunto, que inciden desde sus espacios por un fin compartido, por la despenalización del aborto, por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, por un derecho humano.

Marcha sobre despenalización del aborto en Perú. FOTO: Cris /AFP / Getty images

Fotografía de Perú en Marcha sobre despenalización del aborto

Serena Morena es una red feminista que ofrece acompañamiento a mujeres en situación de aborto. “Nuestra función es brindar información confiable (…) Nuestra vocación: alcanzar la despenalización”, dice Milagros Olivera, coordinadora general de la colectiva. Las miembros voluntarias se manifiestan en contra de instituciones machistas, así como de la industria del lucro. “La criminalización hace que estos negocios (de aborto clandestino) sean rentables”, asegura Milagros.

aborto
Foto: SERENA MORENA IG

Se han hecho algunos esfuerzos por descriminalizar. Un 28 de setiembre de 2014, se presentó en el Congreso una ley que despenalizaba el aborto en casos de violación. El proyecto no prosperó. En marzo de este año, una iniciativa intentó legalizar la interrupción del embarazo hasta la semana 14. El debate nunca se realizó en el pleno. 

“La oposición es conservadora, burda. Con sentido crítico muy poco desarrollado, en comparación al del oportunismo”, argumenta Milagros. Aunque reconoce las acciones por el aborto legal y seguro en espacios de lucha social, considera que la legislación peruana las obstruye. “Hasta que no tengamos un poder legislativo sensibilizado, formado e informado sobre aborto, los avances van a ser limitados”, indica.

De eso se trata el 28S: conocer y reescribir los límites. “Hablar sobre el aborto es darle nuevas lecturas a nuestras experiencias sobre el mismo”, expone Milagros. Cada país de Latinoamérica emprende una trayectoria distinta hacia la despenalización, por eso es esencial compartirlas: desde México, Perú o cualquier otro país. Milagros lo explica de nuevo, con fortaleza en la voz: “No somos individuos desperdigados. Estamos organizadas”.

la antígona

Periodismo en Femenino

Suscríbete a nuestro Newsletter Mensual