Por Renato Silva

claudineth
Foto: Claudineth

Ninguna persona en el mundo es ajena a los problemas. Para Claudia Prieto, quien desde muy pequeña tuvo que convivir con una enfermedad degenerativa que le quitó la capacidad de ver, la adversidad la obligó a abandonar poco a poco todas las expresiones artísticas que la hacían feliz. Todas menos una: la música. Hoy, con 26 años y bajo el nombre de Claudianeth, la niña de Chiclayo que soñaba con ser cantante, da inicio a su carrera artística con su primer single: “Obsession”.

SI DESEAS OIR EL PODCAST COMPLETO HAZ CLICK AQUÍ

La primera señal de la enfermedad se dio cuando tenía 6 años, aunque su padre dice que incluso desde mucho antes. A Claudianeth la diagnosticaron con miopía y empezó a usar lentes que la ayudaron a superar problemas al leer, pero luego de unos años, a los 15, la sensación era que ocurría algo aún más grave. “Igual me dijeron “ah, a los 18 años se te puede operar y listo” […] En ese año me dijeron que no era miopía. Lo que yo tenía una enfermedad degenerativa”.

El nombre que le dieron fue retinitis pigmentosa, una enfermedad degenerativa que afecta a la visión. Durante los tres años siguientes y ya consciente de que podría quedar ciega, Claudianeth aprendió a leer en Braille, a usar el bastón guía, entre otras cosas que le serían útiles en el futuro.

“Se me estaba yendo muy rápido la vista y, de repente, se me quedó una especie de hueco en mi campo visual. Eso me asustó bastante y mis padres decidieron volver a hacerme exámenes médicos”. Aunque su primer diagnóstico se lo dio un médico en Lima, en esta ocasión fue uno de Trujillo quien le dijo que, en realidad, el nombre de su enfermedad era otro.

El nombre real de la enfermedad de Claudia es Enfermedad de Coats. Es considerada una enfermedad rara y es un proceso crónico que puede generar la pérdida total de la visión. Según la Organización Nacional de Enfermedades Raras de Estados Unidos, el 69% de pacientes con este mal son varones y, en el 95% de los casos, solo se presenta en un ojo. Claudia es un caso particular porque, además de ser mujer, la enfermedad atacó sus dos ojos.

Aunque es posible que los pacientes afectados con esta enfermedad conserven un porcentaje de su visión por medio de un tratamiento, este tiene que ser aplicado de forma oportuna y, de preferencia, a temprana edad. A los 18 años y con la enfermedad en su cuarta etapa ya era demasiado tarde. No solo no era posible aplicar un tratamiento, sino que la pérdida total de la visión era inminente.

Aunque este diagnóstico significó el fin de las esperanzas para Claudia, su familia insistió en probar tratamientos alternativos. En su charla TED, llamada “Cuando la esperanza daña”, ella cuenta cómo el excesivo optimismo de sus seres queridos afectó su salud mental. También, narra sobre el dolor por el que pasó durante los momentos en los que recuperó la visión gracias a un medicamento que afectó a su cerebro temporalmente.

Fuente: YouTube

Durante el periodo de pandemia en Perú, Claudia conoció a Walter, la pareja con la que convive fuera de la casa de sus padres y la persona que le ha podido dar la tranquilidad que necesita para continuar con su vida y su sueño de ser una cantante profesional. 

“Me brindó un espacio en el que yo podía sentirme independiente. Podía trabajar, dedicarme a mí, tener mi espacio sola. Me gustó tener un momento y un lugar donde pudiera estar pensando lo que yo quisiera o haciendo lo que yo quisiera sin tener mucha información del exterior que estuviera perturbando mi mente”.

Ahora convertida en Claudianeth, con ceguera total y ya adaptada a la vida que tiene, sus proyectos incluyen el lanzamiento de más singles, escribir una obra musical que cuente la historia del Perú con canciones de música criolla, seguir componiendo y, si lega a conseguir el dinero necesario, lanzar un disco, además de continuar con la producción de su podcast “Punto Ciego” en YouTube.

YouTube

Claudianeth es consciente de su limitación visual. Sin embargo, sabe de las infinitas posibilidades que puede explorar con su voz. No tiene problemas en decir que desea cantar cualquier género musical y, al mismo tiempo, respetar las raíces de la música peruana. “Quiero rescatar nuestras raíces y volverlas a sembrar para tener nuevos frutos con respecto a nuestra cultura. Quiero exponer la música peruana. Esa es mi meta con respecto a la música. Seguiré cantando de todo un poco, no solo música criolla y Obsession, por ejemplo, sino también lo que nazca”.

Al final, si bien la esperanza de ver se ha desvanecido, el optimismo de cara a su futuro musical se mantiene intacto.

la antígona

Periodismo en Femenino

Suscríbete a nuestro Newsletter Mensual