Por Jennifer Velásquez

El acoso callejero es un tipo de violencia que afecta en su mayoría a mujeres; independientemente de su edad o lugar de procedencia. Muchos esfuerzos se han realizado por visibilizar el acoso callejero, principalmente a través de investigaciones, denuncias y difusión de campañas de concientización en redes sociales. Por su parte, Chalk Back es una organización no gubernamental con más de 150 activistas jóvenes en todos los continentes que visibilizan el acoso callejero trazando testimonios con tiza en las calles. Esta organización dispone de decenas de cuentas de Instagram dirigidas por juventudes de menos de 25 años.

Catcalls en América Latina

En 2019, Nati Miranda de Buenos Aires, Argentina conoció @Catcallsofnyc a través de un amigo y le pareció una excelente idea impulsarlo en el contexto latinoamericano. Actualmente, en América Latina existen cuatro cuentas más activas. En Argentina; @Catcallsofbsas, República Dominicana; @CatcallsofDR, Guatemala; @catcallsofgt y Brasil; @catcallsofsaopaulo. Las cuentas están lideradas por jóvenes activistas que se encuentran comprometidas con visibilizar el acoso y la violencia de género hacia las mujeres y comunidad LGBTIQA+ a través del artivismo.

Foto: @catcallsofbsas

El mundo a través del Internet ha permitido que las cuentas de Catcalls se viralicen y, de algún modo, que sean la inspiración para poder crear una. Tal fue el caso de Guatemala y Brasil.  Melani Coyoy, cofundadora de @catcallsofgt, buscando el hashtag #acosocallejero en redes sociales, encontró la cuenta de República Dominicana y, de ese modo, se inspiró con otras amigas para crear la de Guatemala. De igual manera, Natan Carmelo, cofundador de la cuenta en Brasil, se inspiró por la cuenta de @catcallsofnyc que vio en TikTok. 

“Me inspiró para hacer lo mismo. Siempre quise involucrarme en algún tipo de activismo, y esto era algo que podía hacer para que mi voz se escuchara”, señala Natan Carmelo, Brasil.

Cada equipo de cada país, tiene la libertad de manejar la cuenta de la manera que mejor se adapte a su contexto y sus necesidades. Las cuentas están conformadas hasta por seis integrantes; sin embargo, todas las cuentas tienen las puertas abiertas para que más miembxs se sumen al movimiento.

Cuentas como @catcallsofdr de República Dominicana, además de salir a las calles a trazar testimonios con tiza, también han abordado el tema del acoso callejero a través talleres abiertos al público como “Desnormalicemos el Acoso Sexual Callejero”, un festival llamado  “La Igualdad Transforma la Ciudad” en noviembre del 2021 y mediante la constante creación de contenido para Instagram y TikTok.


Por su parte, @catcallsofbsas de Argentina visibiliza y pone el tema del acoso callejero y la violencia de género en las calles y en las redes sociales a través de la creación de contenido con perspectiva de género. Asimismo, se pronuncian en las calles visibilizando otras problemáticas a través de la tiza. @catcallsofbsas se pronunció para el Mes del Orgullo LGBTIQA+ y también han realizado intervenciones relacionadas a las desaparecidos y desaparecidas que dejó la dictadura militar en Argentina.

Las cuentas más recientes son las de Guatemala y Brasil. @Catcallsofgt traza testimonios de acoso callejero y también se pronuncia frente a casos coyunturales de impacto social con intervenciones con tiza, como una muestra de solidaridad y creatividad a las luchas sociales. Y @catcallsofsaopaulo de Brasil usa la tiza para pronunciar su descontento frente al régimen político del país, así como para trazar los testimonios de acoso.

Foto: Catcallsofsaopaulo

Foto: Jennifer Velásquez

Retos del activismo joven

Las y les activistas de las cuentas de América Latina y El Caribe se enfrentan con diversos contextos y, por ende, pintar las calles con tiza o pronunciarse ante la violencia de género puede representar algunos retos. 

La criminalización del activismo, temas de presupuesto, tiempo para organizarse y salir a las calles a pintar, establecer contactos con otras entidades para descentralizar el tema del acoso y obtener más alcance, son algunos de los desafíos que las integrantes han nombrado. 

Para Natan Carmelo, cofundador de @catcallsofsaopaulo, uno de los retos más grandes fue cuando la policía le amenazó y le indicó que no podía estar pintando las calles con tiza, pero relata que la restricción se basaba en intereses particulares del personal policial. “Nunca estuve en peligro real, pero la gente ha tratado de discutir conmigo sobre el mensaje que estaba enviando. Trato de no discutir, pero todavía tengo que escucharlos decir cosas terribles. Es especialmente malo cuando alguien con poder no está de acuerdo”.

Por su parte, Mélany Velásquez, cofundadora de la cuenta en Guatemala, nos cuenta que en el contexto de su país, existen solo ciertas voces e instituciones socialmente aceptadas para hablar de acoso callejero, como también otro reto es salir a las calles como un grupo pequeño de mujeres jóvenes. “A veces, somos tres integrantes del grupo que salimos a escribir los testimonios a la calle y debemos de ser muy precavidas, tener listo un plan B, ir de ropa y tenis cómodos por si algo sale mal y debemos correr, es como si estuviéramos haciendo algo malo, cuando no es así”, expresa.

Rosalia Piña, cofundadora de @catcallsofdr, señala que pronunciarse a favor de la interrupción del embarazo ha representado un reto a nivel de colaboraciones y relaciones públicas. Además, que en ocasiones han recibido comentarios sobre si la tiza es dañina para el medio ambiente, como también comentarios que aluden a que la labor que realizan es vandalismo. “Les gusta la iniciativa, lo ven muy innovador, nos han preguntado por el medio ambiente y si es vandalismo, pero les indicamos que es totalmente sostenible y que se borra al paso de los días, que no hemos tenido un mayor inconveniente”.

2022 para Catcalls en América Latina

En República Dominicana, este año se planea relanzar la campaña “Sí es para tanto”, que empezó durante el 2021 en la segunda edición del festival “La Igualdad Transforma la Ciudad”, con un enfoque de discapacidades y medio ambiente, y una colaboración con una empresa de telecomunicaciones.

Por otro lado, Nati Miranda de Buenos Aires comenta que se avecinan discusiones más profundas sobre la participación de las mujeres y disidencias en espacios públicos, además de  lugares de poder, así como profundizar a través de Catcallsofbsas en problemáticas que están instaladas en la sociedad. 

En el caso de Guatemala, tienen presente que al estar iniciando la cuenta, aún falta mucho por aprender de los contextos, de otras colectivas y de las cuentas hermanas de América Latina. 

Más cuentas visibilizando el acoso callejero

Chalk Back tiene las puertas abiertas para que más activistas jóvenes de cualquier parte del mundo puedan sumarse en cualquier momento para visibilizar el acoso en su estado, escuela secundaria, universidad o país. A través de su página web, se proporcionan las orientaciones para poder crearla. 

“El poder de las tizas, las y les amigues, las calles, las redes de apoyo y cuidado que se crean estando en las calles son definitivamente  revolucionarias”, sentencia Mélany Velásquez de Guatemala.

la antígona

Periodismo en Femenino

Suscríbete a nuestro Newsletter Mensual