Explotación de la imagen femenina en Hollywood, Joan Crawford y Bette Davis

Explotación de la imagen femenina en Hollywood, Joan Crawford y Bette Davis

Por Brenda Matuk para La Desvelada

Cine: Dos figuras femeninas cuya travesía e influencia dista de ser ordinaria

Mujeres que son “descubiertas” por aquellos que tienen el poder de transformarlas, cumpliendo sueños estilo Cenicienta. 

Cuando la fórmula Crawford fue creada, distaba mucho de que la equidad de género siquiera se viera presente en la conversación, un grupo de hombres crearon el monopolio cinematográfico más cerrado, exclusivo e importante sistemáticamente hablando, dando pie a la época del cine con menor representación femenina.

Nosotros recordamos este momento como algo épico y glorioso en el cine, joyas del séptimo arte fueron concebidas en este tiempo donde nace el sueño americano, pero tras las decisiones, miradas y perspectivas de hombres buscando verse reflejados en sus aspiraciones, las cuales incluían mujeres construidas para su propio consumo, existieron dos figuras femeninas trascendentes, ambas con un viaje complejo, su travesía e influencia dista de ser común y ordinaria.

Hollywood: The Big Five

El cine de oro Hollywoodense de los años 30 estuvo rodeado de figuras base para la estructura mediática y sistemática del storytelling masculino. 

Tomada de History.com

Es considerada una etapa que nos brindó una serie de producciones cinematográficas consolidadas dentro de un club de fuerza económica e ideas que han perpetuado constantemente la curva del desequilibrio de perspectiva de género.

Después del nacimiento de ese monopolio cinematográfico en 1930, conformado por gigantes tales como Warner Bros, Paramount Pictures o Metro-Goldwyn Mayer (MGM), todo trabajo femenino se redujo a la mitad, los niveles de producción y dirección se acercaron a cero. 

“Existe una conexión entre una mayor concentración de poder y una menor participación de las mujeres” describe Luis Amaral, tras investigación en conjunto con el Instituto Americano del Cine y de la base de datos Internet Movie Data Base (IMDG) 

Comparándolo con el cine producido antes de llegar a esa época, de 1911 a 1920 la industria era impulsada por producciones independientes y las mujeres comenzaron a aparecer más, tanto detrás de cámaras como frente a ellas, representando un 40% como intérpretes, escribiendo el 20% de las películas, produjeron el 12% y dirigieron el 5% de las producciones realizadas en ese tiempo, descubren los datos de la investigación.

Toda esta reducción de la representación de la mujer en los contenidos audiovisuales de la época, hacen importante la mención de las figuras femeninas más importantes de Hollywood que lograron resaltar, destacar y luchar por que se escucharan sus perspectivas.

Bette Davis y Joan Crawford – THR News

Por un lado tenemos a Joan Crawford, una de las mayores estrellas que han existido, se vio inmersa en el desentendimiento y orfandad de la industria más cruel que he podido analizar, misma que pasó de creador a verdugo. Mientras, en el otro extremo, Bette Davis, la actriz más multifacética y preparada que vio la escena del cine estadounidense,  quien enfrentó un sinfín de situaciones duras tales como discriminación, sobreexplotación laboral y finalmente desempleo.

Creando al producto perfecto

Lucille LeSueur, mejor conocida como Joan Crawford, no fue sino un personaje creado desde su concepción basándose en lo que querían los fans (y las productoras), incluso otorgándoles premios a quien pudiera elegir su nombre. Esta fue la primera etapa de construcción de algo que es llamado “Fabricación de una estrella”. 

Al poco tiempo, comenzaron los preparativos para generarle una personalidad propia, la cual a insistencia de la actriz estuvo basada en su biografía original, simplemente los medios se encargaron de resaltar lo que más beneficiara a la imagen que querían que proyectara en las películas. 

American film actress Joan Crawford (1908 – 1977) wearing a sash. (Photo via John Kobal Foundation/Getty Images)

Para finales de los años veinte, Crawford fue tomada en cuenta para papeles pequeños que representaban la figura femenina de ese tiempo: libres, emancipadas y alocadas.

Joan Crawford intentó mantener el perfil que las producciones pedían de ella, incluso  trataron de cambiar su look a rubio platinado, pero no funcionó.

Joan Crawford in Mannequin (Frank Borzage, 1937) – WeHadFAcesThen

Fue entonces cuando llegó la perspectiva de una mujer guionista decidida a explotar el potencial de Joan Crawford situándola en la categoría de: Working Girl (chica trabajadora). Por definición, este tipo de roles mostraban una perspectiva más activa de las mujeres, donde no solo atendían el hogar, sino que también comenzaban a mantener a sus familias, todo esto consecuente a la crisis económica; dicha decisión fue definitiva para la carrera de la actriz.

La casa productora MGM (Metro-Goldwyn Mayer) quedó tan maravillada con esta idea que incluso acentuaron en la biografía de la actriz su periodo como trabajadora en tiendas, estaban tan enfocados en hacer hincapié en el origen humilde de Joan, que aprovechaban cada detalle de su vida privada para lograr que tanto los personajes que desarrollaba como su propia imagen  pudiera generar una mayor identificación con su audiencia.

Entrando 1930, llegó la Gran Depresión y con esto un cambio complejo de lo que la sociedad esperaba de una estrella de cine. Poco después las historias tipo Cenicienta fueron rebautizadas como: La Fórmula Crawford. 

Era evidente que las mujeres exigían una representación más clase mediera, y ella fue la elegida, cada vez que le daban papeles alejados a la fórmula su público distaba de conformidad, quejándose de que estaban mostrando a Joan como una mujer frívola y superficial que no iba con su verdadera personalidad o al menos la que los fans aseguraban que era su forma de ser.

No ha existido una personalidad hollywoodense más dedicada a sus fans que la mismísima Joan Crawford, quien sin importar el escándalo que hubiese detrás de su vida privada, siempre fue amable y accesible con ellos, al grado de responder cada una de sus cartas y firmarlas con su puño y letra. Ese trato cálido con la gente siempre ha demostrado ser la clave para que seas amado y considerado parte de la vida de las personas.

Joan Crawford tomada de BBC

Misma devoción ante su audiencia provocó que fuese imposible que la llamaran para papeles que pretendieran cambiar en extremo su apariencia o se alejara de la imagen Working Girl. Con los años esto puso en aprieto la oferta de nuevas películas provocando en ella una crisis financiera y actoral, así fue como cayó en manos de Warner Bros Pictures, Inc.

Finalmente, Jack Warner, el hermano a cargo de la casa productora, logró mejorar la fórmula Crawford, dándole al público masculino algo que ver, una diva que les llenara el ojo pero otorgando más diversidad histriónica a sus personajes, esto catapultó su carrera sin perder esa sensación de mujer que tras trabajo duro o circunstancias difíciles salía adelante por méritos propios, o conocía a su príncipe azul en el proceso. Siempre representó papeles de mujeres fuertes por su familia, hijos, y por ellas mismas para salir adelante. 

Fue una figura muy alentadora para la época, que generó un séquito de fans muy fieles.

La mujer fuerte y pérfida

Clasificada como “bruja grosera” desde adolescente cuando asistió a la John Murray Anderson/Robert Milton Escuela de Teatro y Danza, Bette Davis empezó a convertirse en un auténtico ser mítico en las tablas. El nivel de exigencia de su escuela era tan alto que todas las semanas debía memorizar e interpretar un papel completo, su aprendizaje en la danza fue impartido por la gran Martha Graham; sin lugar a dudas, Bette tuvo maestros muy preparados a lo largo de su formación como actriz.

Bette Davis – BBC.com

Se le recuerda por su explosivo mal genio -algo típico en personalidades de carácter fuerte-, puesto que tendía a ser exigente con las personas con quienes trabajaba, buscando siempre el mismo nivel de profesionalismo tanto con colaboradores como de directores y jefes, dándole una fama de “insoportable” cuando demandaba el mismo rigor que ella esperaba de sí misma. 

Bette era más de teatro, y su primer acercamiento con el cine fue muy cruel: el director Samuel Goldrim al verla expresó: “¿qué demonios puede hacerse con una criatura tan horrible?” Por lo tanto, antes de los años 30, Betty no estaba interesada en la industria del cine.

Este tipo de reacciones ante una actriz que no encaja en los estándares de belleza establecidos, continúan ocurriendo, sin ir más lejos personalidades como Meryl Streep tuvieron muchos impedimentos al inicio de su carrera por la percepción masculina de “no eres bonita, atractiva o atrayente”. Curiosamente años más tarde la misma Meryl fue galardonada con el premio “Bette Davis Lifetime Archievement Award” otorgado por The Bette Davis Foundation y nombrada su sucesora en el mundo de la actuación por medio de una carta que la mismísima Bette le escribió poco antes de morir.

Tomda de Quotemaster.com

Luego de que nuestra Bette Davis después de hacer excelentes papeles y explotar al máximo su vena teatral, la creación del monopolio cinematográfico provocó que los cazatalentos estuvieran tratando de descubrir más talentos al por mayor.

Buscando continuar con su talento y obviamente ganar más dinero, la actriz comenzó a probar sus primeros papeles en el cine firmando contrato con Jack Warner. Curiosamente su primera película la terminó haciendo con el director quien años atrás criticó su apariencia, formando una amistad que les duró toda la vida.

Muchas actrices tenían miedo de interpretar papeles conflictivos, con poca gracia e incluso agresividad, Davis siempre mirando hacia demostrar de lo que estaba hecha, gustaba de retarse con papeles difíciles o que nadie quisiera hacer por la “mala fama”  que esto les pudiera generar. 

Quizás la actitud altanera de Bette pudiera ser intimidante para la gran mayoría de sus compañeros actores, pero esto siempre terminaba de buena manera ya que su profesionalismo terminaba impresionando hasta al más exigente. Provocando por supuesto que ella adquiriera cada vez más libertades de mejorar sus personajes, poco a poco la eterna lucha de Bette Davis por que tomaran en cuenta las opiniones de las mujeres en el cine empezaba a nacer.

Algo que siempre se comenta de la relación amor-odio entre la empresa Warner y Davis viene de la sobreexplotación provocada por el boom de ingresos obtenidos por la producción masiva de películas.

Warner Brothers, solía hacer hasta cuarenta largometrajes al año, muy al estilo maquila, la estrategia de estos monopolios era lograr obtener ganancias con dos películas exitosas al año que compensaban los gastos de las demás producciones.

Este método intensivo llevó a que miles de actores y sobretodo actrices vivieran en precariedad laboral, era una batalla ensangrentada para obtener más y más papeles para pelear por el mejor sueldo. La situación era tan terrible que Jack Warner penalizaba a sus actores constantemente con bajas de dinero en sus cheques si las películas donde participaban no eran el éxito que se esperaba o si no hacían suficientes apariciones en la propaganda de las mismas.

Tomada de Hollywoodrevue

Bette le dio el sí a Warner, por ser la casa productora que llevaba un ritmo lo más parecido al mundo del teatro que tanto le gustaba. Curiosamente, ella como actriz fue de las que mejor rendimiento daban, filmando en dos años dieciocho largometrajes seguidos.

Su vida estaba enteramente dedicada a sus ambiciones profesionales y a los intereses de los magnates quienes incluso arriesgando su salud contal de que continúan filmando películas una tras otra.

Si bien no podemos dejar de observar que  la pasión y profesionalismo con la que Joan Crawford y Bette Davis trabajaban, también este panorama nos permite ver una realidad dura de Hollywood hacia ellas: precariedad laboral dura y salvaje. No solo el destino de su carrera estaba en manos de lo que querían los fans sino que también adquirían tintes políticos al ser las estrellas más taquilleras, viviendo chantajes, silencios y estrategias mediáticas crueles, arriesgando su salud con tal de continuar filmando una película tras otra para que no peligraran sus contratos.

 Joan Crawford y Bette Davis: dos caras de una moneda compleja.

Bette Davis y Joan Crawford – BBC

Como era de esperarse, tras años de entrega por parte de ambas actrices en el cine, al  pasar el tiempo y no existir papeles para mujeres maduras, su participación dejó de estar en películas de calidad.

Tomada de Gitty Images

¿Se imaginan haber sido creada para un tipo de consumo que no esperaba que maduraras y evolucionaras como mujer?

A lo largo de su carrera, la prensa y los medios siempre alimentaron la rivalidad entre las actrices, reduciéndolas a un espectáculo de apariencias y catfights. Curiosamente, entre más escalables e influyentes se volvían, más mitos típicos para demeritar su trabajo las rodeaban: falsas cirugías, escándalos maritales y bisexualidad, por decir poco.

Como era de esperarse, el primer pleito que supuestamente surgió entre ellas fue por el amor de un hombre (porque obvio son el centro del universo). Después, la prensa citaba supuestas declaraciones de Davis hablando de la bisexualidad de Crawford, donde se incluían declaraciones de otros actores hablando sobre si Marilyn Monroe y Joan Crawford habían tenido una relación.

Tomada de WarnerBrothers

Todo este odio forzado entre ambas actrices fue incendiado y aprovechado por el dueño de los estudios Warner, Jack Warner y por Robert Aldrich, director de la película “¿Qué fue de Baby Jane?” en 1962, misma película donde por primera vez en la historia ellas trabajaron juntas. De mano de la prensa comenzaron una batalla encarnizada que terminó por ser un circo mediático, manipulándolas a tal grado que todo este conflicto, acciones y declaraciones salidas de la filmación se tradujeron en entradas vendidas y la película más taquillera de la casa productora en ese momento, salvando los bolsillos de Warner y del director.

Es curioso, pero muchas actrices contemporáneas de Davis y Crawford afirman que de no ser por la ferocidad e incluso infamia de la prensa, es muy probable que hubieran sido amigas. Incluso era bien sabido que gozaban de admiración profesional mutua.

Foto de Joan Crawford- Golden Era of Film Actress Appreciation Page

Pero claro, dentro del sistema no hay nada más aburrido que mujeres apoyándose y superándose juntas, no son de lejos las únicas envueltas en escándalos de este tipo.

Joan Crawford siempre buscó ir de la mano del sistema cinematográfico que tendía a exprimirlas, a tal grado de decidir cuándo una actriz con más de 80 películas de trayectoria merece caer en el abandono. 

Era tan disciplinada y obediente con las normas de sus directores que sorprende todo lo que llegó a sacrificar y permitir con tal de seguir siendo tomada en cuenta. Presa por la antonomasia causada por ser producto de un cine que después de la década de los 50 decayó, el dedicarle tanto tiempo a seguir las normas del juego hecho para el beneficio de las casas productoras provocó que fuera casi inevitable un final autodestructivo.

Joan y Bette riendo en el set de “¿Qué paso con Baby Jane? – BBC.com

En cambio, Bette Davis siempre tuvo en mente la lucha por la actuación, peleo férreamente por sus derechos contractuales y siempre buscó la forma de convencer a Jack Warner de que ella tuviera oportunidad de modificar y cambiar los guiones escritos con perspectivas masculinas, no lo logró en su tiempo y la prensa jamás dejó de ser cruel con ella.

Poster promocional “¿Qué paso con Baby Jane?”

Pero cuando buscas a estas dos mujeres, lo primero que vas a leer es que su carácter era difícil, que Bette Davis era una bruja horrible o que Joan Crawford fue una loca excéntrica.

¿Será acaso este mensaje clásico que rodea a las mujeres que luchan por obtener una posición digna, profesionalismo y reconocimiento dentro del sistema que las rodea?

Lo que es inevitable, es que ambas eran un reflejo de la evidente necesidad de representación femenina en todos los sectores, una lucha que no deja de resultarnos familiar: Crawford la estrella y Bette Davis la actriz. Ambas fueron de las pocas que lograron posicionar la imagen de la mujer como algo más que la femme fatal o rubia hueca que perpetuó la maquinaria de Hollywood en ese entonces.

La película ¿Qué pasó con Baby Jane? es ya considerada de culto, no deja de ser interesante todo lo que la rodea ya que ejemplifica el cómo subestimaron a dos actrices  talentosas y pioneras, quienes ofrecieron su vida a cambio del mundo del cine el cual dio por hecho que a su edad no podrían lograr nada más en sus vidas.

Por lo que hubo antes y por lo que generó después. 

Por las actrices que han sido forzadas a retirarse a una edad madura a costa del consumismo y la objetivización masculina. 

Por todas aquellas a las que rechazaron por no encajar en el “molde”.

Por un par de mujeres indomables que eran mucho más parecidas de lo que ellas mismas quisieran/pudieran admitir.

Hazte escuchar.

El reportaje que acabas de leer es parte de un trabajo colaborativo entre medios. Todos ellos forman la Coalición LATAM, una iniciativa que busca impulsar el crecimiento de nuevos medios fundados por jóvenes periodistas.

Para más contenido, te invitamos a unirte aquí.

This image has an empty alt attribute; its file name is coalicion-latam-1.gif
La desigualdad presente en destinos turísticos

La desigualdad presente en destinos turísticos

Por Ana Pieters

Hace poco veía destinos hermosos y con gran legado cultural como Capadocia, Abu Dabi, Bridgetown, San Petersburgo e incluso Doha, donde se celebrará el mundial de fútbol 2022. A pesar de ser tan atractivos y querer visitarlos, siempre me enfrento al impedimento de no poder viajar y disfrutar de las maravillas que ofrecen.

Muchos pensarán que, por supuesto, la falta de dinero influye. Pero es algo mucho más complicado y absurdo, en pleno siglo XXI, que eso. 

En los destinos citados la homosexualidad está penada. A lo que seguramente algunos dirán, “¿no pueden simplemente fingir que no son gay?”, a ver, ¿a usted le parece normal tener que mentir o esconder lo que es para que su vida no corra peligro?

Y aunque se puede decir que son “algunos lugares” que se han quedado en el pasado, de igual forma, es absolutamente injusto que las personas se tengan que cohibir de hacer turismo.

Green Book 

Green Book es una película en la cual un pianista afroamericano contrata a un rudo italoestadounidense para que sea su chófer y guardaespaldas durante una gira por el sur de Estados Unidos en el otoño de 1962. Hasta aquí todo bien y si te preguntas por qué se llama así, la respuesta es vergonzosa. 

El libro verde ayudaba a los viajeros negros para que supieran dónde hospedarse o qué lugares visitar. Así podían evitar ser víctimas de iracundos racistas. 

¿Les suena algo? Es prácticamente lo mismo que las personas LGBTQ+ deben hacer hoy en día si quieren viajar. Revisar las leyes del país al que van para saber si los pueden matar por su orientación sexual. Algo está claro, los homofóbicos de hoy son los racistas de ayer.

Petrobilletera mata derechos

En los últimos años se han utilizado las petrobilleteras para dar a conocer los fastuosos destinos turísticos dentro de las naciones Árabes. A través del patrocinio de famosos y equipos de fútbol, entre otras tantas cosas, venden a estas naciones como oasis de maravillas. Y mientras que el mundo se fascinaba con sus ostentosos lujos, los derechos humanos eran pisoteados.

Qatar: este país que será anfitrión del mundial de fútbol 2022 impone la pena de muerte a los homosexuales. A pesar de eso, con motivo de la copa del mundo, Nasser Al-Khater presidente del comité organizador del mundial, hacía unas flamantes declaraciones de “igualdad”.

“En otros países hay más tolerancia a las muestras públicas de afecto. Qatar y esta región son más conservadores, y esto es lo que les pedimos a los aficionados que respeten”

Prácticamente está diciendo que los homosexuales pueden ir al mundial siempre y cuando escondan su orientación sexual.

Emiratos Árabes: aquí podemos encontrar a Dubái y Abu Dhabi, destinos de referencia cuando se trata de lujo, arquitectura moderna y derroche de glamour. Sin embargo, en Dubái la homosexualidad puede ser castigada con 10 años de cárcel y en Abu Dabi con 14 años de cárcel. 

Y como era de esperarse, no solo se persigue la homosexualidad, cualquier atisbo de la comunidad LGTBIQ+ será reducido. Como le pasó a la modelo Gigi Gorgeous en el año 201

Arabia Saudí: en el reino Saudí no solamente se aplastan derechos de la comunidad LGTBIQ+

Y es que hasta hace poco tiempo las mujeres ni siquiera podían conducir un auto. Y cómo olvidar la muerte del periodista Jamal Khashoggi, en la que estuvo involucrado Mohammad bin Salmán, príncipe heredero al trono del país árabe.

Teniendo este historial no es de sorprender que la homosexualidad sea penada con multas, palizas, cárcel, tratamientos psicológicos en instituciones mentales, castraciones y ejecuciones públicas.

Esto por nombrar solo tres naciones muy publicitadas, de los destinos más exuberantes, pero imposibles de visitar. Afuera quedaron otros países como Irak, Irán, Líbano, Singapur, Marruecos, India, y lo dejamos acá porque la lista es larga. Da para otro texto.

El caribe no se queda atrás

En occidente también podemos encontrar países que penalizan la homosexualidad. Paradójicamente, en los paraísos caribeños, todavía quedan nueve naciones en las que se persigue a las personas LGTBIQ+.

Por sorprendente que parezca, Jamaica, Barbados, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, Dominica, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Granada y Guyana se considera como un delito el ser gay. Y los cargos son tan variopintos como absurdos, teniendo el delito de sodomía, incidente grave o acto contra natura. Por supuesto, penados con cárcel.

Ya nos damos cuenta que no solo es en latitudes lejanas, más cerca de lo que pensamos, se siguen negando los derechos humanos. Porque sí, amar es un derecho que nadie debería coartar y debemos ver que más allá de que se trate de otras culturas, religiones y costumbres, el hecho de que literalmente alguien puede perder la vida por ser diferente, es realmente asqueroso.Que no veamos algo no quiere decir que no pase. Que solo se muestre lo bonito no quiere decir que no exista lo feo. Que nadie proteste o alce su voz no quiere decir que no haya oprimidos. No somos solo las personas que queremos hacer turismo, pensemos que también es la comunidad LGTBIQ+ en esos países la que la pasa mal, hasta peor. Porque yo puedo dejar de ir, pero ellos no tienen a dónde huir.

Salud preventiva en Villa Los Ángeles

Salud preventiva en Villa Los Ángeles

Por Arturo Gutarra

Centro de Salud Pública – Huanchaco Foto: Arturo Gutarra

Huanchaco suele ser el lugar preferido de los turistas. Sol, playa, arena, Caballitos de Totora, iglesias con altares, ceviche frente al mar, pesca artesanal, entre otras atracciones. Sin embargo, en los alrededores de dicho distrito turístico, existen asentamientos humanos que procuran no enfermarse y estar bien de salud. Cuatro mujeres llegaron a las vidas de madres para brindar una orientación y ayuda de profesionales expertos en Salud Pública. 

En el 2013, la ONG Hands On Perú llegó a Trujillo para detectar una problemática que afrontamos todos los peruanos: la desigualdad en el acceso a la atención médica. Esto se evidencia entre los más necesitados de las zonas rurales y centros poblados en la Región La Libertad

El médico infectólogo Ciro Maguiña, afirmó que “cerca del 20 % de la población no tiene ningún tipo de cobertura sanitaria, el seguro social cubre solo al 25 % de la población, especialmente la empleocracia pública y privada; el 5 % tiene seguros privados de salud y el 50 % tiene asistencia sanitaria estatal”, según la Revista Peruana de Medicina experimental y Salud Pública. Consultando a las participantes sobre la atención en los hospitales, indicaron que para ir a sacar cita es difícil, si se necesita acudir a emergencias se debe estar en estado crítico para que recién proceda a la atención.  

Hands on Perú, actualmente, se encuentra conformado por la magister en Salud Pública, Katie Boric, Co-fundadora y Directora Ejecutiva de la organización en compañía de la licenciada Cindy Acosta, hoy directora del centro de salud pública (CESAPU) ubicado en el centro poblado de Villa los Angeles – Huanchaco. 

Cindy Acosta, Jessica Robles, Katie Boric y Jessenia Arteada. Foto: Arturo Gutarra

Las enfermedades más comunes de la zona suelen ser: infecciones estomacales, anemia, resfriados, además de problemas psicológicos como ansiedad y depresión; trastornos que se combaten con actividades en vecindad. Una de las dinámicas saludables que se desarrolla en el centro de salud es la importancia de tener una alimentación saludable. La Dra. Jessenia Arteaga, especializada en Nutrición, se encuentra a cargo de dicha área acompañada de la estudiante de la maestría en Salud Pública, Jessica Robles. Ambas se hallan muy comprometidas por seguir llevando una mejor alimentación a dichas zonas.

El pasado 6 de junio se desarrolló la elaboración de la “lonchera escolar” a base de pan con torreja y jugo de mandarina. Este día, mujeres acompañadas de sus hijos e hijas aprendieron lo importante que es llevar una dieta sin mucha azúcar y sal. “A mi hijo le mandaba una lonchera no tan saludable que digamos, ahora con el taller ya pude identificar y ver que mandarle para el retorno a clases”, dijo una madre de familia.

Foto: Arturo Gutarra

Las clases de alimentación saludable se suelen dictar tanto en teoría y práctica con una evaluación de lo aprendido. Posteriormente, se hace entrega de premios por la participación del público con el fin de seguir animando a los ciudadanos a aprender sobre cómo llevar una vida más sana.

¡Histórico! Se aprobó la Ordenanza LGBTI+ en el Callao

¡Histórico! Se aprobó la Ordenanza LGBTI+ en el Callao

Por Aylinn Siñas

La comunidad LGBTI del puerto, colectivos y diversos activistas iban esperando más de 5 años en la aprobación de la norma.

Fotografía: @MovLGTBIQCallao

El jueves 25 de mayo se aprobó, con mayoría de votos, la Ordenanza LGBTI en el Callao durante la sesión ordinaria virtual del Pleno del Consejo Regional del Callao.

Tras largos años de resistencia y protestas bajo la consigna del respeto a la comunidad LGBTI chalaca, el día de anteayer el Gobierno Regional del Callao aprobó la Ordenanza Regional que declara de interés regional, la defensa y promoción de los derechos humanos de la población LGTBI. Asimismo, la medida también se enfocará en la prevención de la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

La noticia fue publicada por la organización Movimiento LGTBIQ Callao. ”Este es un gran paso para toda la diversidad sexual y de género en el Callao y una lucha que, como movimiento, hemos levantado desde nuestro inicio”, señalaron en su Instagram.

Esta medida busca el desarrollo de una mesa de trabajo multisectorial que analice y proponga políticas públicas enfocadas en erradicar diversas problemáticas que vive la comunidad LGBTI chalaca. Estas estarán enfocadas en los ámbitos de salud, trabajo, educación y justicia.

Una comunidad que necesita protección

Uno de los últimos casos de violencia contra la comunidad LGBTIQ en el Perú, ocurrió en la región del Callao. El 23 de septiembre del 2021, Gina Rodríguez Sinuiri, una mujer trans originaria de Pucallpa que vino a la capital y se asentó en el Callao, fue encontrada a punto de fallecer por la recepcionista del hotel “El Aeropuerto” ubicado en la Av. Tomas Valle.

Según un comunicado redactado por múltiples colectivos, la muerte de Gina fue por Ángel Rodríguez o Ángel Gutiérrez. Hasta el día de hoy aquel ataque transfóbico no tiene justicia.

No obstante, esta aprobación no es suficiente para la comunidad. La asociación Mujeres Trans Amigas por Siempre del Perú comentó en su Facebook que diversas organizaciones: “acordamos estar alertas hasta la firma de la ordenanza por parte del gobernador Dante Mandriotti y su publicación el el (Diario) el Peruano, para considerar está batalla ganada por los derechos humanos de nuestra población”.

Mujer caporal: danzar para reivindicar

Mujer caporal: danzar para reivindicar

Por Mya Sánchez

Día Internacional de la Danza. Foto: Machita Mujer Caporal

En el Día Internacional de la Danza, La Antígona conversó con Pamela Borja de Machita Mujer Caporal, colectivo que busca ayudar a las mujeres a transformar sus demonios a través de la figura de la ‘macha’.

Cuando Pamela Borja conoció los caporales no los bailaba como las niñas de su edad. Sus movimientos eran enérgicos en lugar de delicados y sus compañeras la llamaban ‘tosca’. Fue cuando ingresó a la Escuela Nacional Superior de Folklore ‘José María Arguedas’ y conoció a la figura de la macha que todo cobró sentido.

Desde su vestimenta, que se caracterizaba por usar pantalón en lugar de falda y botas con cascabeles en vez de zapatos con taco, la macha era distinta a la caporalita. La fortaleza que brota de sus firmes pasos hacía que muchas personas la estigmaticen por su distancia del que ha sido históricamente el rol de la mujer en la danza: la ornamentación y coqueteo.

Paralelamente, Andrea Chuiman, también bailarina y miembro fundadora del Ballet Folclórico Nacional del Ministerio de Cultura, desarrollaba su propia historia con la machita. Su compromiso por reivindicar a esta figura la llevó a formar un colectivo. Pamela, que desde el 2016 veía el interés por el tema de quien entonces era solo su contacto en Facebook, ya bailaba como ‘macha’ en una agrupación.

Pasaron unos tres años para que Andrea decidiera abrir la convocatoria al público. Inicialmente solo se trataban de reuniones personales para conocer las perspectivas de otras machas, pero luego se concretó una clase abierta en la Plaza de la Bandera en diciembre del 2019.

Lo que siguió fue ‘Caporalas’, nombre que hoy tiene lo que inicialmente se concibió como una puesta en escena sobre la historia de resistencia del personaje para ser presentada en el Teatro Peruano Británico. Para esa época, eran 5 mujeres en la primera línea de Machita Mujer Caporal. Hoy en día, el colectivo está formado por Andrea, Pamela, Daniela Castañeda, Suli Vilcañaupa, Lola Santillana, Laura Santa Cruz y Josefina Mamani, quien es además la primera machita del Perú.

Proceso de sanación

“Este personaje a mí me deja desenvolverme con plenitud, no he encontrado algo más liberador que la machita. Puedo bailar de manera intensa, ser delicada a mi manera, ser sensual a mi manera y no sentirme juzgada por eso”, comenta Pamela, quien se unió al colectivo tras participar de una convocatoria.

Tanto las integrantes de Machita Mujer Caporal como las mujeres que pasan por sus cursos tienen una historia que contar. Los gritos que sueltan al bailar son reivindicatorios no solo para las mujeres en la danza peruana, sino también para sus vidas personales. Pamela, por ejemplo, alza la voz contra la violencia psicológica, física y la humillación que vivió por parte de otras mujeres.

Algunas simplemente van a romper las barreras que la sociedad les ha colocado. “‘Si no te pones falda, no eres femenina, pareces machona, pareces hombre, necesito que seas más mujer’, son cosas que todas hemos oído. ¿Qué es ser más mujer? Yo soy mujer y mi energía es propia”, cuestiona Borja.

Las instructoras de Machita Mujer Caporal han visto pasar también a estudiantes que superan retos y condiciones físicas. Pamela, por ejemplo, tuvo una alumna que por tener los isquiotibiales cortos no podía arrodillarse, según le informó su doctor. “Al final del curso logró arrodillarse, de manera gradual y a su estilo, pero lo consiguió”, cuenta la bailarina.

Es así que el colectivo busca ser un espacio seguro, en el que las mujeres gocen de la libertad de “soltar sus demonios, bailar con ellos y transformarlos”. Más allá de las clases de preparación física, las dinámicas empleadas por las docentes las invitan a prepararse mental y espiritualmente para el arte, enfocándose en superar sus limitaciones y siguiendo de cerca su proceso sin compararlo o juzgarlo.

Del arte para la vida

Aparte de las clases, la preparación física, las presentaciones y la obra de teatro, las machas también vienen emprendiendo labores específicas con niñas y adolescentes. Un ejemplo de esto es el trabajo realizado en la casa de acogida Mantay en Cusco.

En este espacio, las menores de edad, que han sido víctimas de violencia, pudieron adquirir herramientas propias de los caporales para empoderarse. Para Pamela, este es el diferencial de Machita Mujer Caporal: el uso terapéutico del arte. El amor propio es la huella que buscan dejar en las mujeres que pasan por sus filas. 

“Esperamos que cada decisión que tomen sea con amor, y eso no quiere decir que sea todo sea miel sobre hojuelas, sino que no puedan decir no aunque duela, pero que actúen con amor propio. Que sepan separarse de aquello que no le suma”, añade. 

El colectivo ha logrado expandir su impacto durante los últimos meses. Con la reanudación de las actividades presenciales lograron volver a dictar clases en sus locales de Pueblo Libre y Lince. Además, próximamente se presentarán en el Teatro Municipal y dictarán una clase maestra en la feria Danza con Causa.

Con motivo del Día de la Mujer lanzaron también un video conjunto con la cantante Naysha, en el que buscan concientizar sobre la poca o nula acción de las autoridades frente a la violencia de género. Sin embargo, para Pamela, su logro más grande es el impacto en sus alumnas. “Nada sería un logro si no conseguimos ayudarlas a curar ese pedacito de su vida”, confiesa. Para ella, la sanación individual ha sido también colectiva.

Más avances para las ollas comunes

Más avances para las ollas comunes

Por Aylinn Siñas

Mujeres de una olla común. Foto: Municipalidad de Lima.

Este mes, el Pleno del Congreso aprobó las leyes que garantizaban el Reconocimiento de las ollas comunes y de Recuperación de alimentos. Estos logros simbolizan un avance significativo para dichas organizaciones autogestionadas que frenaron el hambre de muchas familias durante la pandemia.

El 07 de abril del presente año se aprobó el Proyecto de Ley N° 00009/2021-CR, Ley de las Ollas Comunes que busca su reconocimiento, garantiza su sostenibilidad y financiamiento. Su autora fue la congresista Isabel Cortez, más conocida como “Chabelita”, junto con otros miembros de su partido Juntos por el Perú. 

Esta ley autoriza a los gobiernos locales y al Ministerio de Desarrollo de Inclusión Social (MIDIS) hacer modificaciones en el presupuesto público para financiar la compra de alimentos de las ollas comunes. Asimismo, el Ministerio de Salud (MINSA) realizará documentos de orientación sobre las condiciones mínimas para la preparación de alimentos en las ollas y aspectos nutricionales. Las Direcciones Regionales de Salud se encargaran de la difusión de los mismos.

Fotografía: Twitter de la Red de Ollas Comunes de Lima

Con el cumplimiento de esta normativa se espera beneficiar a las ollas comunes registradas en el Registro Único Nacional de Ollas Comunes. Cabe resaltar que solo en Lima Metropolitana existen 2476 ollas comunes, siendo San Juan de Lurigancho el distrito con mayor cantidad. Muchas de estas organizaciones populares venían resistiendo gracias a la colecta de varios vecinos y madres de familia para la compra de alimentos, viviendo a su suerte.

Del mismo modo, cinco días después se aprobó el Proyecto de Ley N° 00478/2021-CR, Ley de Recuperación de Alimentos, elaborado por la congresista Sigrid Bazán. Este proyecto prioriza el rescate de alimentos frescos de mercados mayoristas y abastos a favor de la población en situación de vulnerabilidad, como el caso de las ollas comunes.

El informe titulado “Índice de Desperdicio de Alimentos 2021”, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la organización asociada WRAP estimó que el 17% de los alimentos en el mundo fueron desperdiciados durante el 2019, siendo un 11% de residuos del hogar, 5% de servicios de comida o restaurantes y 2% de mercados minoristas.

Ambos logros estatales demuestran un emergente apoyo a una lucha que se ha agudizado durante la pandemia y que suele pasar desapercibido. También refuerza el compromiso con una adecuada seguridad alimentaria. El último paso esperado es la publicación de las leyes en el portal El Peruano y el cumplimiento de las mismas. 

#OllasComunes #Perú #Alimentación 

#MunicipalidadDeLima #Castillo #Congreso #Lima 

#LaAntígona #Política #Noticias

la antígona

Periodismo en Femenino

Suscríbete a nuestro Newsletter Mensual