ATRESplayer PREMIUM presenta ‘Las noches de Tefía’, su nueva serie original, que se estrena en todo el mundo el 25 de junio 

ATRESplayer PREMIUM presenta ‘Las noches de Tefía’, su nueva serie original, que se estrena en todo el mundo el 25 de junio 

NOTA DE PRENSA

Entre 1954 y 1966 existió, en un paraje desértico de la isla de Fuerteventura, un campo de concentración franquista conocido con el eufemístico nombre de Colonia Agrícola Penitenciaria de Tefía.

Creada por Miguel del Arco, dramaturgo, guionista y director de escena, es una de las voces más influyentes del panorama teatral.

‘Las noches de Tefía’ está protagonizada por Marcos Ruiz, Patrick Criado, Miquel Fernández, Jorge Perugorría, Roberto Álamo, Raúl Prieto, Javier Ruesga, Carolina Yuste, Ana Wagener, Israel Elejalde, Jorge Usón y Luifer Rodríguez, entre otros.

‘Las noches de Tefía’ es una producción de Buendía Estudios con la participación de Atresmedia.

ATRESplayer PREMIUM presenta ‘Las noches de Tefía’, su nueva serie original integrada por seis episodios. La nueva serie de la plataforma de pago de Atresmedia se lanza en todo el mundo el 25 de junio. Tras su paso por el Festival de Málaga, donde logró un largo aplauso y una gran ovación por parte de los presentes.

Creada por Miguel del Arco, dramaturgo, guionista, director de escena, actor y una de las voces más influyentes del panorama teatral, ‘Las noches de Tefía’ narra uno de los episodios más desconocidos: el campo de concentración franquista que existió entre los años 50 y 60 en la isla de Fuerteventura, donde se recluía a los condenados por la Ley de Vagos y Maleantes. 

El amplio reparto de la serie está formado por Marcos Ruiz (‘El Nudo’), Patrick Criado (‘La casa de papel’, ‘Mar de plástico’), Miquel Fernández (‘Fariña’, ‘Mar de plástico, ‘Tu cara me suena’), Israel Elejalde (‘Aquí no hay quien viva’, ‘Hombres de Paco’, ‘Bajo sospecha’), Roberto Álamo (‘Bienvenidos al Lolita’, ‘Bajo sospecha’), Jorge Perugorría (‘Guantanamera’, ‘Refugio’, ‘Siete días en la Habana’), Carolina Yuste (premio Goya por ‘Carmen y Lola’), Raúl Prieto (‘Sin identidad’), Javier Ruesga (‘+ de 1.000 mentiras’), Luifer Rodríguez (‘Grasa’), Jorge Usón (‘Amar es para siempre’, ‘La catedral del mar’), Ana Wagener (‘Los hombres de Paco’, ‘Alba’) y José Luis García-Pérez (‘Vive cantando’, ‘Bajo sospecha’), entre otros.

‘Las noches de Tefía’ es una producción de Buendía Estudios con la participación de Atresmedia. La ficción, que podrá verse de manera exclusiva en ATRESplayer PREMIUM, Sonia Martínez en la producción ejecutiva y Montse García como directora de Ficción de Atresmedia. Miguel del Arco y Antonio Rojano firman el guion y el propio Miguel del Arco junto a Rómulo Aguillaume están al frente de la dirección.

El equipo técnico cuenta con profesionales de gran prestigio como Marta Miró en la dirección de Producción, Jon Aguirresarobe e Iván Caso en la dirección de Fotografía, Coque F. Lahera como jefe de Sonido, César Macarrón en la dirección de Arte, Sandra Espinosa como figurinista, Paty López Lopez como jefa de Maquillaje y Paco Rodríguez como jefe de Peluquería. Arnau Vilà firma la BSO y Antonio Ruz ha creado la coreografía. Conchi Iglesias es la directora de Casting. 

La banda sonora original de ‘Las noches de Tefía’ está compuesta por Arnau Vilà, cuya carrera ha estado siempre vinculada al mundo de la televisión; de hecho, es director musical de ‘Tu cara me suena’, programa de Antena 3. El músico catalán también ha destacado por sus composiciones y producciones en teatro como ‘Ricardo III’, ‘Antígona y Peregrinos’ y ‘Refugio’.

Sobre ‘Las noches de Tefía’

TEFÍA

Entre 1954 y 1966 existió, en un paraje desértico de Fuerteventura, un campo de concentración franquista conocido con el eufemístico nombre de Colonia Agrícola Penitenciaria de Tefía, uno de tantos lugares donde el régimen enviaba a los condenados por la ley de vagos y maleantes que, a partir del 54, fue implementada para incluir también a los homosexuales.

EL TINDAYA

Para lograr sobrevivir a las duras condiciones del campo de concentración, la imaginación de los presos se dispara y en sus mentes crearán un lugar de ensoñación en el que se cumplen sus mayores fantasías y sus anhelos se hacen realidad: El Tindaya.

Charli, el fantástico narrador, inventó para todos ellos El Tindaya, un deslumbrante music hall donde cada uno tiene su alter ego. Un espacio de libertad en el que, como dice su tema de bienvenida, “el límite de lo posible revienta al imaginar”.

2004

En el año 2004 Airam Betancor, uno de aquellos presos homosexuales, se ve obligado a recordar los diecisiete meses de trabajos forzados que padeció en Tefía cuando apenas tenía veinte años. Las investigaciones de un documentalista que intenta dar voz a la historia de silencio de la colonia penitenciaria fuerzan a Airam a hacer un doloroso ejercicio de memoria que provocará muchos problemas en su vida.

Los personajes protagonistas

MARCOS RUIZ ES AIRAM “LA BAMBI”

Llega a Tefia con 19 años. El mote, como a todos, se lo puso La Vespa nada más verle. Tímido y asustado, con mano para la costura. Fue denunciado por tener relaciones con el hijo de la señora para la que servía su madre. En Tefía conoce el horror al ser violado y el valor aunque no sepa reconocerlo.

PATRICK CRIADO ES MANUEL “LA VESPA”

Gaditano, el rey de los motes y el amor de Airam.  Valiente, temerario y con una chispa que lo enciende todo a su paso. No es la primera vez que entra en Tefía. Ha vivido mil vidas y de todas sale reforzado. Es capaz de hacer humor en el peor momento y tiene más salidas que el metro en hora punta.

MIQUEL FERNÁNDEZ ES CHARLI

Formado en Derecho, pero entregado al teatro, tras conocer a Nisa en la facultad. Marcado por la represión de la dictadura, por la falta de libertades y la censura, es encerrado por escándalo público debido a sus múltiples borracheras. Se debate entre la rebeldía y la sumisión al opresor.

CAROLINA YUSTE ES NISA

Atractiva, de voz prodigiosa y con un halo de misterio que levanta pasiones. Su historia con Charli se desvela cuando éste la incluye en su cabaret imaginado convirtiéndola en la artista principal del Tindaya, en contra de Boncho que la encuentra demasiado recatada para el club.

RAÚL PRIETO ES BONCHO

Un galán de cine con aires chulescos. Machista y buscavidas. Negocia con los carceleros, chulea a los homosexuales y desdeña a las mujeres de las que solo aprecia su potencial erótico hasta que cae rendido a los pies de Nisa, la artista del Tindaya, un personaje ajeno al mundo real de Boncho.

JAVIER RUESGA ES “LA SISSI”

Una mujer encerrada en un cuerpo de hombre. Endurecida por los desprecios y las burlas, encuentra su mundo en la fantasía del cabaré donde El Seriales la transforma en la mejor vedette de todos los tiempos.

ROBERTO ÁLAMO ES “LA VIGA”

Carcelero grande, fuerte y violento, sobre todo con los homosexuales a los que desprecia especialmente. Hijo de falangista y admirador del caudillo, está obsesionado con la instrucción militar y la brutalidad para someter a los presos.

ISRAEL ELEJALDE ES DON ANSELMO

Detesta a los homosexuales, está obsesionado con la disciplina y su particular idea de justicia. Sueña con cambiar de destino, Tefía le parece un infierno y está dispuesto a todo por salir de allí. Saca lo peor de sí mismo.

JORGE USÓN ES “CONDE FÉNIX”

Grande, vulnerable y conmovedor. Padece una enfermedad mental que le pasa factura e incapaz de soportar la violencia del centro, se pierde en un viaje místico sin retorno. Su peculiar mirada inspira a El Seriales y le convierte en el Conde Fénix, el mago del Tindaya.

JOSÉ LUIS GARCÍA-PÉREZ ES “EL ANDALUZ”

Carcelero, natural de Jaén y ex combatiente de la Guerra Civil. Hombre de campo, seco y callado, centrado en su trabajo y sin fijaciones con la violencia. Lo único que de verdad despierta su pasión, serán los olivos que deciden plantar en Tefía.

JORGE PRUGORRIA ES AIRAM

Formó una familia y creó una fábrica de vestuario de carnaval, lo que siempre le gustó. En el 2004, tiene 70 años y necesita encontrar el valor para hacer pública su memoria, aunque para ello, debe enfrentarse a su familia.

ANA WAGENER ES ÁGUEDA

Exmujer de Airam y madre de sus dos hijos. Ha rehecho su vida junto a Diego, pero no puede perdonar a Airam su engaño durante veinte años de matrimonio.

ATRESplayer PREMIUM va por delanto

ATRESplayer es el servicio de vídeo online de ATRESMEDIA, el primer grupo de medios español. Accesible desde cualquier parte del mundo, la plataforma ofrece series y programas de los diferentes canales del grupo (Antena 3, Atreseries, Atrescine y ¡HOLA! TV), tanto en vivo como en VoD.

El catálogo de ATRESplayer no deja de crecer y ya cuenta con más de 7.000 horas de series reconocidas y producidas en España, como ‘Velvet’, ‘Gran Hotel’, ‘El Tiempo Entre Costuras’, ‘Vis a Vis’ y ‘Sin Identidad’. Entre sus últimas incorporaciones, destacan ‘Las noches de Tefía’, ‘By Ana Milán’, ‘FoQ: el reencuentro’, una miniserie de dos capítulos donde los alumnos del Zurbarán se volverán a ver diez años después y ‘Pongamos que hablo de…’, al que se ha sumado ‘El instante decisivo’ sobre los doce días que transcurrieron entre la liberación de José Antonio Ortega Lara y el asesinato a manos de ETA de Miguel Ángel Blanco. También destacan novelas diarias y programas de entretenimiento como ‘Pasapalabra’, ‘El Hormiguero’ y las distintas ediciones de ‘La Voz España”.

Para más información: www.atresplayer.com

Gioconda Belli: El presente de Nicaragua, la revolución interior y la creación literaria en el exilio

Gioconda Belli: El presente de Nicaragua, la revolución interior y la creación literaria en el exilio

Por Rocío Santos

Retrato de Gioconda Belli, escritora Nicaragüense. FOTO: LA PRENSA/ Archivo Jader Flores

Rocío Santos conversó con la poeta, novelista y activista política Gioconda Belli en su última visita a Chicago durante el mes de abril. En este encuentro con una de las voces nicaragüenses más influyentes de la literatura latinoamericana, Belli nos acerca a sus inicios en la literatura, su activismo político como revolucionaria sandinista, y su constante compromiso con el cambio individual y social que ha transmitido desde las letras.

RS: Bienvenida Gioconda, feliz de tenerte en Chicago, ¿cómo estás?

GB: Muy contenta de estar de vuelta en Chicago después de muchísimos años. Esta es una ciudad que me gusta mucho, excepto cuando hace tanto frío. Por otro lado, me encanta el lago, la vibra de la ciudad, es bonita, y los edificios.

RS: Yo llegué a tus letras porque una gran amiga que es nicaragüense, y que vive en San Francisco, California, hace muchos años me obsequió El país bajo mi piel: memorias de amor y guerra que es un libro que recorre parte de tu historia. No empezaste directamente en las letras, pero sí tu abuelo te llevó ahí. Cuéntame de esos inicios, cuéntame de esa Gioconda niña.

GB: La Gioconda niña vivió en un país con una dictadura que ya llevaba más de cuarenta años cuando yo nací o menos (treinta y algo). Realmente mi familia era opositora. Mi abuelo Francisco Pereira es un ser que fue importantísimo en mi vida como escritora porque él es un hombre muy culto self-made; él se había hecho así mismo y era erudito, sabía de todo. Tenía una memoria fotográfica. Me contó muchas historias sobre las leyendas de Nicaragua, las luchas de los indígenas contra los conquistadores y me dio a leer los primeros libros que fueron importantísimos en mi vida como Julio Verne. El viaje al centro de la tierra para mi fue un descubrimiento de la fantasía, de lo que es capaz de hacer la imaginación ¿no?Además, él decía: “cualquier cosa que el hombre pueda imaginar, otro hombre puede construir”. Entonces él hizo de la tierra la luna, submarinos cuando no existían. Todo eso me llevó a amar la literatura. Y además, mi madre fue la primera directora de teatro de un grupo en Managua. Era una mujer que le encantaba la literatura, y que le encantaba el teatro. Salí de esa familia muy inclinada a la literatura y la cultura.

RS: Hay una revolución propia en la juventud. ¿Cómo fue esa transición de estar en la revolución sandinista?

GB: Mira, yo digo en mi libros de memorias que dos cosas decidieron mi vida: el país dónde nací y el sexo con que vine al mundo. Han sido las dos vertientes de mi literatura. Por un lado, porque pienso que la revolución no puede existir si no hay mujeres en la revolución. Una de las primeras explotaciones que se dieron en el mundo fue hacia la mujer. Y mientras no haya esa liberación, esa igualdad necesaria entre el hombre y la mujer, no podemos hablar de un cambio profundo en el espíritu humano. Porque eso se adquiere, o sea ese tipo de explotación se da desde la casa. El hombre aprende desde niño a someter, a dominar a otro ser humano. Por eso es que el cambio profundo de una revolución tiene que empezar por uno mismo.

Esa es otra de las cosas en las que yo creo profundamente. La revolución nicaragüense en la que yo participé y en la que vi morir tanta gente, tantos amigos, tantas personas que valían muchísimo, no se realiza realmente porque nos ha faltado esa revolución interior. Entonces ¿qué pasa? Llega Daniel Ortega, perdemos las elecciones en 1990 y él se apropia del proyecto revolucionario y lo convierte en un proyecto personal de él y su familia. ¿Eso qué te dice? Qué hay un ser enfermo en ese cuerpo. Qué la revolución no lo tocó internamente. Ese hombre abusó de su hijastra. Es una persona autoritaria que ahora en Nicaragua está destruyendo el país, destruyendo nuestra libertad. A mí me quitaron la nacionalidad, el 16 de febrero me confiscaron todas mis cosas. Me cerraron la cuenta bancaria y me quitaron mi pensión de jubilación. Y realmente yo tengo la suerte de que tengo un trabajo portátil. Pero sé de muchísimas amistades, gente que quiero, que la han dejado en la más absoluta pobreza. También, de gente mayor que estuvo en la revolución, es lo más triste, que dio toda su vida por la revolución, y ahora le quitan su seguridad social.

RS: También este régimen ha marcado mucho la migración. Cuéntanos de ese cambio porque se sigue hablando de la revolución sandinista que tú viviste.

GB: Hay mucha falta de información porque la gente no entiende. La revolución sandinista fue una revolución que despertó tanta esperanza, tanto entusiasmo. La gente se desconecta, no se acordaron de Nicaragua por muchos años y de repente, el mismo tipo que parecía haber sido una de las figuras más importantes de la revolución recibe otros nombres: tirano y dictador. Empieza a hacer todas estas cosas. Existe mucha gente confundida porque no ha vivido todo ese proceso que sí vivimos nosotros de su descomposición como dirigente, de su ambición, de su autoritarismo. Su esposa, incluso, es vicepresidenta, o sea es el primer país donde la esposa es vicepresidenta. Es como house of cards. Es como una cosa burlesca. Tienen hijos que los ponen a todos de ministros. Los medios de comunicación, todos los que han quedado en Nicaragua, los han cerrado. La mayoría de los medios independientes los manejan los hijos de ellos. Entonces, es una dictadura familiar, otra vez.

RS: Es un retroceso, que era lo que ocurría con [Anastasio] Somoza. Estamos hablando de presos políticos.

GB: 222 presos políticos fueron liberados el 9 de febrero, ahorita recién. Los tenían en la cárcel, estaban sufriendo mucho aislados. No les habían dado un papel, un lápiz, un libro, en más de seiscientos días. Y de repente deciden sacarlos del país y cuando llegan aquí a los Estados Unidos, les quitan la nacionalidad, los dejan sin estado, los dejan en una situación apátrida total. Y también les quitan la jubilación. A ellos no los confiscaron. Después sacaron una lista de 94 personas en las que estamos Sergio Ramírez y yo, que somos dos escritores importantes de Nicaragua, que nos quitaron todo. Pasó algo similar con un sacerdote muy importante, Rolando Álvarez, lo condenaron a 26 años de cárcel cuando ese hombre no ha hecho más que decir sus sermones en los púlpitos. Es muy querido en la zona donde él trabajaba en Matagalpa, zona norte del país.

Han hecho cosas terribles realmente.

RS: Siempre has tratado este tema del exilio porque has sido exiliada en México, Costa Rica, bueno viviste un tiempo por acá en Estados Unidos, ahora te encuentras en España. También es un acto simbólico el haber roto este pasaporte [nicaragüense]. Sin embargo en Despatriada, que es un poema que resuena mucho con la comunidad migrante, con la comunidad que a veces no puede regresar, dices: “soy libre aunque no tenga nada”.

GB: Así es que escogí las palabras. Me fui con mis palabras bajo el brazo. Ahí hago una lista de lo que estoy dejando. Más del 10% de la población de Nicaragua ha dejado el país desde 2018. Osea, ha sido una fuga de cerebros, una fuga de tanta gente que no puede seguir viviendo en ese régimen opresivo con miedo. La gente tiene un miedo terrible.

Nicaragua, que no era un país donde emigraba mucha gente, de repente empieza a tener migraciones. No hay futuro mientras siga ese régimen. No hay futuro porque prohiben todo, como la expresión. Tienes que ser leal, y si no, te echan del trabajo. Por eso la gente se ha ido y estamos viendo estas olas migratorias que a mí me dan un terrible pesar.

RS: El exilio también duele, pues es tu raíz, es como dejar atrás esa esencia tuya.

GB: No, además que te lo hacen a esta edad, mira como vos dices estuve en el exilio tres veces, pero era una mujer joven, ¿no? Me siento joven, siento que estoy en la avanzada juventud, pero no es lo mismo claro. Ahorita yo no puedo esperar rehacer mi vida. Me acomodo porque uno se acomoda, y uno se arriesga. Yo sí me arriesgue, me arriesgué a decir lo que pensaba y yo sabía que esta podía ser una de las consecuencias pero creo que es lo que nos toca hacer a los intelectuales, a los que escribimos, a los que tenemos un compromiso con la literatura. Este no es sólo un compromiso con la palabra, es un compromiso con el poder que tiene la palabra. Y el poder de la palabra es que necesita decir lo que no dicen otras personas.

He estado muy clara de que mi poder es el poder de la palabra, y que no podía dejarlo de hacer porque se necesitaba que se usara, por la mujer y por la situación de mi país.

RS: Ahora, algo que me sorprende mucho, y que refleja esta esencia de lucha de la mujer, es que en estos 19 años tienes una hija y tienes dos luchas: la maternidady y la social. Incluso en tu libro comentas “tengo mi dualidad, ser mujer y ser hombre” en un mundo machista.

GB: Bueno, la maternidad te da un extra nivel de complicación al compromiso político. Sin embargo, yo tuve mis hijas y las mantuve conmigo, son unas mujeres extraordinarias ahora. Tengo un poema que se llama “La madre de mis hijas” donde cuento todo lo que tuvieron que pasar conmigo. Pero que ahora yo las veo, y digo no sé qué es lo que hice, pero algo hice bien porque veo que son unas mujeres extraordinarias. Sí fue duro para ellas y para mí pero pienso que uno se debe a la vida, que uno se debe a su potencial. Yo creo en el sentido de la vida que decía Aristoteles, ese que es desarrollar al máximo tu potencial; vos venís al mundo como un potencial, y tu responsabilidad como ser humano es desarrollar ese potencial.

RS: Y hablando de este potencial que continúa, ¿en qué te encuentras trabajando ahora? ¿A qué te ha llevado este espacio desde el exilio?

GB: Bueno, mira, he estado escribiendo mucha poesía porque, claro, estas situaciones emotivamente fuertes, la poesía te ayuda mucho ¿no? es como catártica, pero también estoy escribiendo una novela. Esa novela me ha estado costando mucho porque requiere una disciplina, una concentración, y me ha costado mucho lograrlo. Por eso he estado encerrada aquí, aprovechando que estoy en Chicago. Ahorita estoy como al final de la novela y es la parte donde tengo que estar más presente para mis personajes, para la trama, para poder unir todos los hilos de la historia al final. Entonces eso me obliga a estar consciente, presente, y a veces es difícil porque también me toca hacer todos estos viajes, atender invitaciones, etc. Me gusta porque me pone en contacto con mis lectores y porque creo que es como una misión. Mi hija decía: “mamá, vas a ir a poetizar”.

RS: Esto también crea puentes porque de repente sí nos olvidamos [de Latinoamérica], a pesar de ser una comunidad latinoamericana muy fuerte en Estados Unidos. Siempre es importante tener esos ojos puestos ahí. Esta comunidad a veces no se ve en otros países, sin embargo estamos muy presentes.

GB: Es tremenda esa interacción que hay entre las comunidades de migrantes y las comunidades nacionales. En Nicaragua, ahorita, una de las principales fuentes de ingreso del país son las remesas. Han crecido enormemente porque claro se ha ido muchísima más gente. Entonces es como una paradoja ¿no? porque de alguna manera está sosteniendo la economía del régimen pero la gente tiene que sostener a su gente también. Y por eso se sobrevive. Necesitamos un cambio urgente [en América Latina], necesitamos que haya mejores gobernantes, que haya un sentido de comunidad mayor. Es un problema grande que tengamos que migrar de nuestros países para poder encontrar trabajo, una vida digna y felicidad.

RS: ¿Qué podemos hacer nosotros desde el otro lado? A veces no sabemos ni lo que sucede allá.

GB: Informarse es muy importante. Saber lo que está pasando. Por otro lado, creo que la comunidad tiene un enorme papel que jugar porque pueden hacer presión. Ahorita, por ejemplo, con la diáspora nicaragüense nosotros estamos tratando de que hagan presión en sus diferentes estados para que se actúe de una manera más fuerte contra el régimen de Daniel Ortega porque cuando tenés un sistema tan cerrado, militarizado, autoritario, tenés que confiar en que la presión internacional va a tener un efecto. Claro que tiene que haber presión nacional, pero cuando estás que no podés salir a la calle sin que te capturen, creemos que las diásporas tienen un papel importantísimo en informar, y también en presionar a la comunidad internacional.

RS: Siempre te hemos visto como una de las voces más fuertes dentro de la literatura latinoamericana. A veces te catalogan como en la literatura femenina, pero que más bien es literatura (en general) con esencia femenina. En tus poemas encontramos también lo que somos como mujeres desde el erotismo, desde la sexualidad, eso siempre ha estado muy presente en tu literatura.

GB: Claro porque yo pienso que el cuerpo de la mujer es negado. Es un territorio en discordia. Entonces yo creo que las que tenemos que sacarlo de ahí somos las mujeres. Porque si vos te ponés a analizar, el sometimiento de la mujer tiene que ver con su capacidad biológica, de reproducir la vida, de ser madre, que es esencial. Es absurdo que haya tenido ese costo cuando es tan vital para el ser humano y el planeta, etc. Entonces, eso yo lo reivindico mucho. Yo creo que la mujer tiene que tener una relación diferente con su cuerpo porque por ahí empieza la liberación también. No sentirse objeto sexual. Lo que hice fue plantear la mujer como sujeto de su propio cuerpo, de su propia sexualidad, y creo que lo voy a seguir haciendo porque todavía falta qué hacer por delante, todavía necesitamos mayores niveles de igualdad y hay afortunadamente una nueva generación de mujeres, como vos, que tienen ese interés, y que creo van a ser fundamentales para que esta lucha, que iniciamos tantas hace años, se continúe y logre lo que se propone.

RS: Esperando ya esta nueva novela. Quisiera saber si nos puedes adelantar por qué rumbo va esta novela que estás creando.

GB: Es una novela un poco de suspenso porque es un nacimiento extraño. Hay una mujer que está en la pandemia, y comienza a tener visitas extrañas de una persona. Ella tiene que averiguar quién es esta persona, se encuentra papeles de la madre, y entre ellos se da cuenta que puede ser que haya algo que ella no sabe. Y que explica la presencia de esta otra mujer. También trata sobre la relación de la madre guerrillera con su hija, ese resentimiento que las hijas han estado viendo por lo que le pasó a Nicaragua. Y se ponen a pensar: ¿valió la pena que mi mamá me dejara a mí? ¿valió la pena que yo sufriera el abandono? Cuando lo que ha pasado es que la revolución no triunfó y se maleó. Es la eterna dicotomía entre hija y madre.

RS: Y creo que eso se refleja mucho en nuestras dinámicas con nuestras madres.

GB: Yo me pongo a pensar: las hijas apenas conocemos a las madres, y las madres apenas nos conocen a nosotros. Hay como un vacío en medio de esa relación de amor pero al mismo tiempo no llegamos a conocernos tan profundamente como deberíamos conocernos. Eso me interesó mucho como novelista.

#AcosoEnElPeriodismo: Argentina, descentralizando la situación 

#AcosoEnElPeriodismo: Argentina, descentralizando la situación 

Por Noelia Carrazana

Introducción por Johanna Gallegos @JohannaFGA

Ser mujer y ser periodista representa vivir en riesgo. Debido a nuestro trabajo, diariamente lidiamos con el machismo, la censura y la violencia. Durante los dos últimos años en pandemia, la situación no ha mejorado y las manifestaciones de violencia han crecido expandiéndose al mundo virtual. 

Desde La Antígona hemos recopilado testimonios de periodistas de Perú, Bolivia, Argentina y México que han sido víctimas de violencia. Nos sumamos a la campaña de los 16 días de activismo de #AcosoEnElPeriodismo para visibilizar la violencia contra las mujeres periodistas en cuatro reportajes que recorren los diferentes países.

La televisión argentina se remeció. Se desató un escándalo en los medios de comunicación. La periodista y panelista María Belén Ludueñaa se alejó del noticiero “Buenos Días América” del canal América TV. En ese momento Belén no dio demasiadas explicaciones del porqué de su alejamiento, pero sí lo hicieron sus ex compañeras de trabajo. Ellas acusaron al conductor, el periodista Antonio Laje, de acosarlas laboralmente, de maltratos e incluso de acosarlas sexualmente.

Lo llamativo de este caso es que, en los medios grandes de Argentina, se silenció esta situación. Los programas de América TV no lo mencionaron, pero sí en otros canales o redes sociales que publicaron los testimonios de, por lo menos, cuatro denunciantes. Lo que más llamó la atención fue la inacción de las autoridades del canal al mantener al conductor acusado en el medio. Estas situaciones no solo se dan en los grandes medios o en Buenos Aires. Podemos encontrar un sinfín de relatos a lo largo del país.

Casos que grafican cómo es el acoso o abuso a las mujeres periodistas en el país 

“Como periodista de policiales y judiciales escucho comentarios fuera de lugar, que un juez te comenté sobre tus pechos o cuando uno se encuentra con fuentes en lugares deshabitados a la noche y tener que pasar a hablar de los temas por los cuales uno va, a tener que hablar de si una tiene novio o marido y si se siente sola. Son situaciones bastante comunes” relata a La Antígona la periodista Mariana Romero, quien vive en la provincia de Tucumán.

“En elecciones también, personas que no eran periodistas, acosaron a otra compañera. Ahí me di cuenta que yo tendría que haber denunciado [mi caso] para que se pongan medidas de seguridad y quizás eso no le hubiera pasado”, explica la periodista tucumana y reflexiona que tenía normalizadas estas situaciones de abuso simple.

No se viven las mismas situaciones de trato laboral siendo hombre que mujer, ejerciendo o buscando ejercer el periodismo “a los 19 años cuando estaba estudiando me acerqué a una persona que conocía para contarle que quería buscar trabajo. Tuve una respuesta sugerente, se acercó y me agarró de la cintura hasta la cola. Lo saque y se fue, pero al poquito tiempo pasó la denuncia de Thelma Fardin a mí se me removió la situación y pensé si podía ser calificada como un abuso”, indica una joven periodista que prefiere mantener su nombre anónimo.

“No lo denuncié de manera pública, pero sí avise a personas que lo conocen. Si aún no lo puedo contar con nombres es porque tengo miedo de lo que pueda pasar. Éll es alguien importante”, testimonia nuestra entrevistada quien explica que esta situación tuvo que tratar en terapia y así poder comprender que era un abuso.

“Estamos en un momento en Argentina donde como sociedad es hora de que comencemos a hacernos cargo. Hay un avance gracias al feminismo y es hora que los medios estén a la altura de eso”, analiza la joven que se siente contenida por la ola de los nuevos derechos conseguidos en los últimos años por las mujeres.

Legislación argentina

En Argentina hay un avance en el pensar como sociedad y también desde el Estado con algunas acciones concretas. Una fue la ratificación en 2020 del convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde se reconoce que las mujeres son las más expuestas a esos comportamientos y prácticas en el mundo laboral.

Nuestra sociedad está en una revisión de temas tabú, que hace cinco años eran naturalizados y ocultados. Gracias a la valentía de mujeres y  hombres, se denunciaron a figuras conocidas de los medios o del espectáculo. El movimiento denominado “Me Too”, se hizo viral desde un hashtag en las redes sociales primero norteamericanas y después a nivel mundial. Clara muestra de ello fue la gran denuncia a Harvey Weinstein en 2017 por agresión sexual y acoso.

Hoy es el último día del Festival por el agua y el Territorio de la Comunidad Shipiba de Cantagallo

Hoy es el último día del Festival por el agua y el Territorio de la Comunidad Shipiba de Cantagallo

ACTIVIDADES IMPERDIBLES EN CANTAGALLO

Festival por el agua y el Territorio de la Comunidad Shipiba de Cantagallo, arte urbano amazónico, música, teatro, talleres, concursos, desfiles, presentaciones de reconocidos artistas amazónicos y de la escena local en Lima, Rímac, Comunidad Shipiba de Cantagallo.

En el mes de las celebraciones por el “Aniversario de la Comunidad Shipiba y de su Asociación ACUCHIKOLM – Cantagallo” el 18, 19 y 20 de noviembre se desarrollará el Festival por el Agua y el territorio en la Comunidad Shipiba de Cantagallo.

El Festival por el agua de la comunidad Shipiba, cultura amazónica viva en Lima contará con ferias, venta de artesanías y sorteos, talleres, concursos de Calle Limpia, Pasarela Étnico Amazónico Andina y Fusión y presentaciones de artistas así mismo para el día central el día 19 de noviembre se presentará La Mamba, Eme, Zaeka Rial y The Pas True Band, Vasco Madueño y Los Motilones, Christian de la Cruz, Taki Sonqollay, La Nueva Variante, la banda rock fusión más reconocida en la escena Nacional local La Sarita y representando el aporte cultural de la comunidad Shipiba a las mujeres “Cantos del
Kené”, “Los Super Shipibos”, Los Étnicos del Amor” y “Selva Bella”.

Las actividades inician el viernes 18 de noviembre, en La Comunidad Shipiba de Lima en el Rímac, con la ceremonia de ofrenda a la tierra y muralizaciones simultaneas, talleres, teatro. Luego, el Sábado 19 día central iniciara con actividades de empoderamiento de la mujer, las actividades de concurso de calles limpias, pasarelas y a presentaciones de las bandas invitadas y como presentación principal a La Sarita.

Finalmente, hoy, domingo 20 se dará la Muestra Fotográfica de la comunidad, entre otras actividades. Todas estas, son libres y gratuitas para todo el público.

DATOS IMPORTANTES
Fechas: 18 al 20 de noviembre del 2022
Dirección: Vía de evitamiento Km 6.5 – Comunidad Shipiba Cantagallo Rímac. Referencia Paradero SETAME frente del mercado de las flores al costado de la Feria Ferretera la Malvinas

Inauguración de Atemporal, Festival Itinerante de Cine Latinoamericano 

Inauguración de Atemporal, Festival Itinerante de Cine Latinoamericano 

Disfruta de este fantástico y único festival de cine hasta el 24 de junio

*La cobertura de este evento forma parte de una alianza entre Atemporal, Festival Itinerante de Cine Latinoamericano y La Antígona

El viernes 17 de junio a las 6:00 p.m. (hora peruana) se realizó la «Ceremonia de inauguración» de Atemporal, Festival Itinerante de Cine Latinoamericano, en el Complejo Turístico Baños del Inca de la ciudad de Cajamarca.

El festival celebra su segunda edición #RaícesConMemoria del 17 al 24 de junio en Cajamarca por ser lugar de grandes acontecimientos políticos, sociales e históricos, que nos permite reflexionar sobre la herencia cultural como elemento clave de pluralidad para nuestra identidad peruana y latinoamericana.

En la inauguración, se presentó «Awa Inti», agrupación musical cajamarquina que busca fortalecer la identidad peruana, revalorando la cultura ancestral a través de la música andina contemporánea (https://www.instagram.com/awainti.cultura/). Además, se proyectaron una serie de 10 cortometrajes realizados por directoras  peruanas y latinoamericanas de la sección «Multiversos Latinoamericanos».

Durante el festival se desarrollarán una serie de conversatorios como ”Retratar la ciudad: Cajamarca y sus miradas contemporáneas” (20 de junio), “Las imágenes que piensan” (21 de junio), “Cartografías cinematográficas del sur global: construir la identidad” (22 de junio), “Narrativas emergentes ¿Qué pasa con la no ficción en el cine Latinoamericano?” (23 de junio), orientados a debatir y reflexionar sobre diversas temáticas relacionadas al cine y la creación en latinoamérica. 

Este festival se da gracias a la productora Vuyana y al respaldo del Ministerio de Cultura al ser ganadores del Estímulo para la Gestión Audiovisual 2022, así como a los aliados, auspiciadores y media partners como: Dirección Desconcertada de Cultura de Cajamarca, Cineaparte, Colectivo Vlopcinema, Asimtria, Pánico Productora Audiovisual, La Oficina, Cine Amateur Peruano, Filmoteca.cl, Cine Íntimo, Complejo Turístico Baños del Inca, Gaia Producciones, Villa Hospedajes Cajamarca, Inspiración Café, Diásporo Centro de difusión del patrimonio audiovisual, Asociación Sonoviso Cajamarca, La Antigona, La Butaca Insomne y Cajamarca TV.

Para mayor información puedes revisar las redes sociales del festival https://www.facebook.com/atemporalfest

AIDESEP presenta la «Agenda grande»

AIDESEP presenta la «Agenda grande»

Nota de Prensa

Conferencia de prensa de AIDESEP. Foto: Miguel Vasquez.

La Antígona estuvo presente en la conferencia de prensa de AIDESEP (Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana) que se realizó el viernes 28 de mayo, en donde se presentaron una serie de demandas de los pueblos indígenas hacia el actual gobierno.

Domingo, 29 de mayo. En el marco de su 42°aniversario, el Consejo de Coordinación Ampliado de la AIDESEP (Asociación de Desarrollo de la Selva Peruana) llevó a cabo una conferencia de prensa en el Auditorio del Colegio de Ingenieros del Perú, en donde se presentaron una serie de demandas de los pueblos indígenas hacia el actual gobierno.

La AIDESEP, la cual representa a 64 pueblos indígenas amazónicos, 9 organizaciones regionales, 109 federaciones y más de 2400 comunidades amazónicas, presentó la “Agenda Grande”, un documento en donde se recogen 8 propuestas de las comunidades indígenas hacia el gobierno de Pedro Castillo.

Entre las principales demandas está la creación del Viceministerio de Pueblos Indígenas en la Presidencia del Consejo de Ministros, la defensa de la Educación Intercultural Bilingüe (EIB), la creación de la Dirección Nacional de Economía Indígena en el Ministerio de la Producción y la destinación del 1% del Presupuesto Nacional para financiar los planes de vida de los Pueblos Indígenas de la Amazonía.

Asimismo, durante la conferencia de prensa el presidente de AIDESEP, Jorge Pérez Rubio, informó que durante los últimos tres meses han intentado pactar una reunión con el presidente Pedro Castillo para dialogar en torno a las ocho propuestas. Sin embargo, no han tenido éxito.

Por otro lado, el vicepresidente de la organización, Miguel Guimaraes, mostró su preocupación por la cantidad de defensores indígenas asesinados durante la pandemia. “23 líderes han sido asesinados en plena pandemia, y es necesario que el Estado tome cartas en el asunto”, mencionó.

En la conferencia se contó con la presencia de las 9 bases regionales de la AIDESEP, como también de la congresista Ruth Luque de la bancada de Juntos por el Perú y la Viceministra de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales, Fey Silva Vidal.

Síguenos en la web: https://laantigona.com/