A mi hijo(a) no le hables de sexo

A mi hijo(a) no le hables de sexo

Por Arturo Gutarra

Embarazo adolescente. FOTO: Archivo El Sol De Mexico

“Es en el mes de julio cuando me enteré de que tenía tres meses de gestación. Comencé a presentar moretones y cambios en el color de mi piel. Presenté dolores en mis ovarios, pensaba que tenía quistes”, comenta Fernanda, quien se encontraba cursando el quinto año de secundaria por ese entonces. 

Cuando su madre le llevó al hospital, el doctor de inmediato le preguntó: “¿Tienes pareja?”. Una respuesta afirmativa hizo que el doctor la derivara al ecografista. Fue allí donde se enteró que estaba esperando a su hija. 

—¿Has venido acompañada de alguien más?, le dice el ecógrafo.

—Sí, mi madre se encuentra afuera, responde. 

—¿Quieres que le digamos o prefieres decirle?

—Mejor ustedes.

“Llamé a mi mamá y me escondí”, cuenta. “Consecuente a esto, mi mamá se enojó y me pidió que le cuente quién es el padre”. 

Relatos como estos se viven en la región de La Libertad. En lo más profundo de cada familia se guarda una historia. Y en la semana de la prevención del embarazo precoz, la situación no parece haber cambiado mucho. En el marco de la pandemia, hubo un aumento de casos que pusieron en alerta a toda la población joven: cada día son ocho las adolescentes de entre 11 a 19 años que dan a luz en un centro de salud. Estos se dan por varias circunstancias: ya sea por ultraje, falta de orientación sexual, negación de kit de embarazos, o en algunos casos por “tradición familiar”, esto último sucede en la sierra liberteña. 

En el Perú, el embarazo en adolescentes es un tema que —aun con el pasar de los gobiernos— todavía no se le ha dado verdadera importancia, y es impactante si consideramos que se tratan de 33,012 casos a nivel nacional. En la región de La Libertad durante el 2019, los casos de jóvenes entre 11 y 19 años reportados por el Sistema de Registro del Certificado de Nacido Vivo en Línea, alcanzaron los 3,044, de los cuales las menores de 14 representaban a 62 niñas. Asimismo, durante esa fecha, la zona rural lideraba con altos dígitos los informes con  456 reportes.  Sin embargo, con la llegada de la COVID-19 al Perú en el 2020, y específicamente a la región, provocó un pico de 2,859 casos. Ahora, en lo que va del año, son 2,055 los embarazos de niñas y jóvenes entre 11 y 19 años. 

Actualmente, se han registrado 673 casos de gestación en la zona urbana. Son julio y agosto los meses que más partos se atendieron. La parte rural registró 1,382 adolescentes  entre Pataz, Bolívar, Sánchez Carrión, Santiago de Chuco y Otuzco.  

Era una noche helada en la altura de la serranía de La Libertad. Con mucha pena, “Katy” nos relata lo duro y difícil que le fue afrontar la pérdida de su primogénito. Habían transcurrido cuatro meses desde su nacimiento y el proceso que, como madre joven, tuvo que soportar. Todo transcurría con normalidad en el mes de mayo, Katy cumplía con las tareas del hogar mientras su madre salía a vender sus productos. Pero, cuando llegó la noche, la madre —por alguna razón— no llegaba a su vivienda.

Katy preparaba la avena para poder cenar con sus hermanos. De pronto, ocurrieron los hechos que hasta el día de hoy le causan tristeza y, a la vez, vergüenza: “Recuerdo que estaba haciendo la cena, de la nada escuché que lloraba y lloraba. Yo no sabía qué hacer en ese momento y ni cómo auxiliarlo, ya que llevaba media hora así. Su carita estaba morada y no pensé que se estaba ahogando. Mi madre no estaba en casa y, de repente, de un momento a otro, dejó de gritar mi angelito. Desde ahí traté de olvidarme de esa etapa vivida”, comentó la menor de 15 años, quien actualmente es ama de casa.

No pudo culminar su primaria ni secundaria por la falta de recursos económicos; sin embargo, no pierde las esperanzas de poder retornar al estudio y convertirse en una profesional de la salud: Enfermería es lo que tiene planificado estudiar, pero —debido a la pandemia— ciertas metas se han retrasado para ella. No obstante, la joven confía en que podrá cumplirlas.

Un embarazo en la etapa adolescente puede llegar a afectar psicológicamente a la persona, ya que cada joven se plantea un proyecto de vida a largo o a corto plazo para el desarrollo de su vida. Sin embargo, hay eventos inesperados que, en algunos casos, pueden llegar a superarse y les permiten volver a darle dirección a sus vidas. 

Jimena cumplió 20 años la semana pasada. En nuestra plática, comentó que solo había acabado la primaria, ya que sus padres, pese a contar ambos con un trabajo, no se daban suficiente abasto en sus actividades en la sierra liberteña. Ante estas complicaciones que también perjudicaban a su hermana, Jimena optó por abandonar sus estudios y apoyar a la familia con tareas del hogar. Ella tenía planes, su sueño era estudiar para ser secretaria, o, inclusive, convertirse en una gran estilista. A fines del 2019, laboraba en una tienda vendiendo ropa para dama. En una mañana soleada cotidiana, su empleadora la notaba con actitudes extrañas: “Esta muchachita a cada rato va al baño, algo debe tener”, decía la dueña. ¿Qué era lo que estaba pasando? 

—No me “ha bajado” hace 2 semanas, ya me estoy preocupando, recuerda haber dicho Jimena. Aquel día, se la pasó pensando y preguntándose el porqué de su retraso. Al día siguiente, se acercó a la posta más cercana, donde se dio con la sorpresa de que estaba a la espera de un bebé: “Tuve que contarle a mi pareja, pero en nuestros planes no estaba ser padres a esa edad, yo tenía 18 años”. Ahora, se encuentran conviviendo juntos y con la posibilidad de tener su techo propio. A pocas casas de su vivienda han podido acceder a un terreno fruto de su trabajo: “De niña imaginaba tener mi primer hijo hombre, pero no a esa edad”, señala con una inevitable sonrisa dibujada  en su rostro.  

Centro de salud primario del distrito de Laredo (Trujillo). Foto: Arturo Gutarra

En una charla realizada por la microrred de salud de la región La Libertad, un grupo reducido de 10 adolescentes acudieron al centro de atención primaria del distrito de Laredo. En conversación con los participantes, estos indicaron que estas charlas o capacitaciones son importantes para su formación cuando inician su vida sexual.

“La finalidad de estos eventos es proyectar a que los adolescentes se empoderen y se proyecten en tener mayor conocimiento sobre cómo deben relacionarse sobre el tema de su sexualidad, también en la región estamos trabajando con los “tele talleres”. En los diferentes horarios se conectan directamente con la obstetra encargada del establecimiento de salud correspondiente”, indica Irina Juárez Cueva, coordinadora de salud sexual reproductiva de la red de Essalud de La Libertad. 

Sin embargo, en algunos casos no se llega a tocar estos temas en algunas instituciones educativas, ya sea públicas o privadas. 

¿Cómo comprobamos esto? Una consulta realizada a Andrea, una adolescente de quinto año de secundaria de un colegio religioso. 

—Nos han enseñado temas como el amor, la típica idea de que existe un solo amor en la vida y todos esos mitos, pero educación sexual, no; indica. Además, señala que una docente de Ciencia y Tecnología es quien les habla de educación sexual a profundidad. 

—Entonces, ¿cuál fue tu fuente de información sobre educación sexual y prevención de embarazos? 

—Yo misma busqué en Internet. 

—¿Quizá en Instagram, Facebook?

—En Instagram y en TikTok te enseñaban cómo poner el condón, los métodos anticonceptivos, y todo. 

—¿Recuerdas en qué grado optaste por buscar esta información?

—Fue en tercer grado, mirando también documentales, infografías sobre enfermedades de transmisiones sexuales, etc. 

La situación va igual con los varones. Conversamos con Carlos, quien tiene 17 años y es estudiante del quinto año de secundaria de un colegio de varones en Trujillo. El hablar de educación sexual durante su etapa escolar fue para él una clase de risas o de comentarios machistas.

—En tercer año, recuerdo que tener una relación sexual con una chica era un logro. Mis compañeros seguían a un compañero que se la daba de “maestro”, eso me daba cólera. 

—¿En tu colegio te hablaron de educación sexual? 

—Mi profesora nos enseñaba con manzanitas para entenderlo mejor, pero como te decía, estas clases se prestaban para la burla y las indirectas a estudiantes que “experimentaron”, cuenta.

“Este año, tuve mi primera relación sexual con mi enamorada y no se lo comenté a nadie. Esa noche llegué a casa con una marca en el cuello, y mi madre me lanzó una cachetada. Mi padre se rió y me llevó a comer pollo a la brasa diciendo que ahora soy un hombre, pese a que seguía negando que sucedió algo”, decía con temor. 

—¿Qué te dijeron tu padre y tu madre?

—Mi mamá me dijo que eso solo hacen las damas de compañía, me enojé y no le respondí. 

—¿Dama de compañía?

—Sí,  eso me dice. 

—¿Y tu papá? 

—Él solo se rió y me sacó de casa. Me hizo preguntas incómodas y me empezó a hablar del cómo nací, pero, aun así, no me atreví a decirle nada. 

—¿Y usaste algún método anticonceptivo?

—Mis amigos me dijeron que sin condón es rico, pero no les hice caso y opté por acercarme a una botica. 

—Lo curioso es que cuando se acerca a una botica, la persona que vendía preservativos lo miró, y le dijo: “¿Cuántos años tienes?”, eso me dio vergüenza. Y le dije que tengo mayoría de edad, me pidió mi DNI pero, para mi suerte, tenía el azul, así que accedió a vendérmelo.

“Aún sigue habiendo padres con la cultura de la vergüenza”

Joseline Peña, docente y tutora 

Joseline es docente de Comunicación en una institución educativa focalizada. En lo que va del año, se ha presentado un caso de embarazo en una de sus alumnas en el grado que le toca enseñar. Su apoderada había pedido permiso para que su hija se ponga bien de salud luego de haber dado a luz. 

“Si los padres hubieran comentado desde un momento que su hija estaba gestando, como docentes hubiéramos visto la manera en apoyarla”, comenta. “Ya que en algunos casos dejan de estudiar para ponerse a trabajar; sin embargo, les damos la facilidad para que puedan presentar sus trabajos los fines de semana”, añade. 

Además, la virtualidad ha sido una barrera que ha impedido cualquier tipo de  comunicación con las alumnas que atraviesan esta situación: “A veces no sabemos si la adolescente convive con esa persona que la embarazo”. 

Luego de pasar de una institución particular a una del estado, ha notado muchas diferencias: los alumnos con privilegios tienen acceso a una posta y, así, la opción de consultar sobre métodos para la, prevención de embarazos e ITS; en cambio, en los conos se les niega la información, y esta es una problemática que suele replicarse en zonas sobrepobladas. 

Los padres también cumplen con un rol muy importante. En los colegios privados, los padres suelen decir: “No saturen a nuestros hijos con sexualidad”, pero no entienden que estas conversaciones brindan más confianza a las y los alumnos para consultar a la tutora sobre dicho tema. En cambio, en los colegios del Estado existe una ausencia de padres, ya que todo el día se dedican al trabajo. 

Hugo González, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Perú, decía: “La maternidad temprana, ocurrida en 2019 en Perú, le cuesta aproximadamente medio millón de dólares mensuales al país”. 

Sin embargo, afirma  que, para inicios de 2022, ese costo podrá superar fácilmente el millón de dólares mensuales. En ese sentido, el embarazo de niñas y adolescentes no es un asunto cuyas consecuencias únicamente afectan a las niñas y a sus familias, o siquiera que llama a un gobierno de turno para actuar; por el contrario, es un asunto que nos atañe a todos. Si hablamos de educación, en este año los sectores pobres (que representa el quintil 3) suman 121 adolescentes embarazadas desde marzo hasta septiembre. La gran parte con la primaria completa, pero estudios secundarios no culminados. Ahora, si nos vamos por los extremos, las personas más pobres (que representan el quintil 1) reportan 343 madres de entre 11 a 19 años. Por otro lado, entre las familias que tienen comodidades, la suma es de una más, a 344. 

COMPLICACIONES EN SALUD MENTAL 

“La ansiedad y la preocupación son los primeros síntomas que presenta una adolescente al sentirse al frente de un posible embarazo”, describe Jorge Chotón Cabanillas, magíster de Psicología. Además, precisa que, en varias ocasiones, la familia actúa de forma violenta, lo cual conduciría varios escenarios: la fuga del hogar, abandonar los estudios, y —en algunos casos— el suicidio por la falta de empatía en la familia y la sociedad. 

Jorge Chotón, psicólogo, trató casos de adolescentes gestantes al borde de la depresión FOTO: Referencial de internet.

En el Perú, nueve adolescentes (7%) tuvieron en algún momento la intención de suicidarse, ingiriendo raticidas, insecticidas o infringiendo cortes en su piel para alcanzar las venas. Normalmente por lo que se ha observado, los adolescentes llegan a disfrazar el problema. Allí hay que tener tino para sobrellevar el caso. 

En ocasiones llegan con la idea que están embarazadas, pero no lo están; en otros casos, sí lo están y no saben cómo comunicarlo a la familia. Y en otros recurren al psicólogo para darle una idea de cómo hablarlo, pero prefieren que el profesional se los diga. 

La reacción de la familia depende de las creencias: si la familia es religiosa, quizá no haya maltrato físico, pero sí psicológico o vergüenza por un tema del pudor y la vergüenza social. Si la familia no es religiosa y rígida, pues allí se presentan los golpes: los encierran y eso, a la larga, trae consecuencias. O huyen o hay un intento de suicidio. 

La primera parte es la ansiedad presentada en la adolescente: sienten el miedo y la presión que les pueden poner dentro del entorno familiar: cómo es que actuarán al enterarse. Luego de eso viene la preocupación, donde presentan cambios en el cuerpo como la pancita. Esa parte es la que genera el rechazo a la adolescente. En cuanto pasa esa etapa, cuando ya todo ha pasado, nace el bebé; por ende, viene la etapa depresiva, del no saber qué hacer. En algunos casos, esto varía. En la situación de Fernanda, el nacimiento de su bebé fue motivo de superación y crecimiento para ella; sin embargo, en otros contextos, lamentablemente, optan por el suicido o por el descuido del menor. El problema de la deserción escolar también es común: las jóvenes madres optan por dejar el colegio y se dedican al trabajo. 

COMPLICACIONES EN LA SALUD FÍSICA

Una profesional de salud de la provincia de Bolívar declaró en anonimato para La Antígona sobre las problemáticas que afronta una menor gestante:

Una menor da a luz por cesárea y pierde mucha sangre, lo que hace que la menor tenga una anemia ferropénica. Existe una disminución de los glóbulos rojos en el organismo; por lo tanto, es falta de hierro para la paciente.  Otra complicación, y de las más comunes, son los partos prematuros, los cuales ocasionan un daño en el bebé: bajo peso y dificultades respiratorias. Algo recurrente que sucede en adolescentes menores de 15 años es que presentan una desproporción pélvica. En ocasiones, la cabeza del feto es proporcionalmente grande o la pelvis de la madre es pequeña para que el bebé pueda nacer. Como estos, existen muchas complicaciones; sin embargo, estas son las más repetidas.

“Hace dos meses, conocí el caso de una paciente que —en ese momento— debió ser referida a un hospital de provincia, ya que en nuestro centro de salud no contábamos con los implementos necesarios. Por su edad (14), debía ser evaluada por un ginecólogo, ya que tenía la altura uterina muy pequeña para la etapa gestacional. El padre no quería referirla. No fue hasta el día del parto cuando llamó a la partera y la atendió, pero la placenta no salió. Esto provocó una hemorragia, y la menor se desmayó. Fue allí que el padre acude al establecimiento de salud para comunicar desesperado que ya se moría su hija y que recién tenía su parto”, comenta la profesional.

Área de hospitalización. Foto: Arturo Gutarra

”Cuando llegamos a su domicilio, encontramos a la paciente desmayada con un sangrado vaginal y no se encontró evidencias del sangrado que se produjo en el momento de parto, ya que era necesario para poder manejar el goteo del suero. La placenta se encontraba dentro de ella, por lo que tuvo que ser trasladada al hospital inmediatamente. Se transportó a la paciente en camioneta. En el transcurso de las dos horas, la ambulancia les dio el alcance”, dice. Por otro lado y según el testimonio de la profesional, la paciente seguía inconsciente y continuaba con el sangrado. “Llegamos al hospital: retiran la placenta, pero fue tanto el sangrado que tenía como diagnóstico shock hipovolémico de grado 2, por lo que necesitaba transfusión sanguínea, así que le colocaron una unidad de sangre”.

”Por el diagnóstico, la paciente tenía que continuar en otro hospital de mayor resolución o equipamiento, pero justo ese día, el hospital no contaba con el personal para llevar a la paciente a un hospital de la capital del departamento, por lo que continuamos con la paciente hasta llevarla allá. En el transcurso del viaje, se le colocó otra unidad de sangre”. Ella añade que durante el trayecto, el personal de salud no había ingerido alimentos: ni desayuno ni almuerzo. Al llegar al hospital, los signos vitales de la paciente comenzaron a estabilizarse. Por otro lado “el personal que nos recibió no tuvo un buen trato. Toda esta situación duró un aproximado de 12 horas: desde 4:00 a. m. hasta las 4:00 p. m.”, contó la obstetra, quien vivió en carne propia esta situación

En el ande liberteño, abundan mineras ilegales. Estas mineras contratan a personas de la zona o las trasladan de Trujillo hasta el punto de excavación mientras cargan grandes sacos de dinamita y las herramientas necesarias. Algo curioso de estas minas son las madres y niñas que acuden a estos lugares a cocinar para cientos de personas.

“A mi centro de labores suelen llegar adolescentes desde los 12 años. En este mes (septiembre), 15 niñitas de 12, 15 y 16 años llegan a sus controles y consultas sobre su gestación. Los embarazos son producidos en las mismas minas, esto se vuelve normal y cotidiano por aquí”, comenta la obstetra.

“En las mujeres que se unieron entre los 10 y 15 años, el 62% tuvo más de tres o más hijos/as; esta proporción sube a 67% en zonas rurales. Por el contrario, el 66% de quienes se unieron después de los 18 años han tenido uno o dos hijos/as. Las unidas a los 16 o 17 años muestran proporciones intermedias entre esos dos extremos”.

En una tabla del Plan Internacional Informe Uniones Tempranas 2019,  explican el cómo se decide sobre el uso de anticonceptivos: predomina la respuesta de la “decisión conjunta de la pareja” en los tres grupos etarios (nacional, urbano y rural); especialmente en esta última. Los contextos sociales ya descritos sugieren que, en la decisión en la que la mujer llama “conjunta”, la opinión de su pareja puede tener predominancia. La presión familiar y la cultura del casamiento obliga a la adolescente a ser madre a temprana edad. 

me

“Vidas Robadas” de CLACAI registró que solamente el 58 % de menores entrevistadas en el Perú recibió algún método anticonceptivo al momento del alta hospitalaria. En gran parte de los casos, se les daba un inyectable trimestral, lo que indica que —al momento del estudio— solo 39 estaban usando algún método, pese a que hasta el mes de junio, según detalló el portal web Salud con Lupa, 14 regiones (Áncash, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Callao, Cusco, Huánuco, La Libertad, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, Puno, Tacna y Tumbes) usaron menos del 50% de su presupuesto para la prevención de embarazo adolescente. La Libertad registraba un 48% de gasto hasta el mes de junio; sin embargo, en este mes, tras consultar con la Gerencia Regional de Salud La Libertad (GERESA), se nos indicó que, en el departamento, se destinaron 5,0833 soles, de un gasto total de S/. 3,361,832.

Ante esta aterradora situación, es evidente la necesidad de reconocer el derecho al acceso a temas de salud sexual en las escuelas. Es fundamental que cada adolescente pueda decidir por su cuerpo y prevenir el embarazo no deseado. Cada día, vidas se truncan porque ellas no pueden tomar una posición y decidir debido a la falta de información. Muchos padres de familia todavía se resisten a hablar con sus hijos sobre sexualidad, métodos anticonceptivos o el aborto terapéutico: “A mi hijo(a) no le hables de sexo”, se escucha entre voces en las escuelas. Sin embargo, a través de las cifras y testimonios presentados, está claro que se deben tomar medidas para prevenir y frenar, poco a poco, los altos y preocupantes índices de embarazo adolescente. 

Día de la Visibilidad Bisexual: Una vivencia hipersexualizada

Día de la Visibilidad Bisexual: Una vivencia hipersexualizada

Por Hiro Ramos

23 de setiembre, día de la visbilidad bisexual. Imagen: Pixabay

‘’¿Quieres un trío?’’, ‘’Te gusta tener mucho sexo, ¿no?’’, ‘’Eres promiscua, ¿verdad?’’, ‘’¿Entonces eres más masculino?’’. Son preguntas que a muchas personas bisexuales no les sorprende escuchar. La fetichización e hipersexualización de este grupo se ha vuelto común en la sociedad cis heteronormada, hasta el punto de afectar sus relaciones interpersonales y vida cotidiana. Con esto en mente, para conmemorar el Día de la Visibilidad Bisexual, La Antígona conversó con activistas bisexuales para que nos den sus perspectivas con respecto al estereotipo al que la sociedad les sitúa.

El problema

‘’La gente asume que cuando tú te anuncias como bisexual quieres sexo sin importar quién es.’’ dice con fastidio Pamela Vallejos, directora de comunicaciones de Presente ONG. La bisexualidad, en realidad, no implica una falta de juicio en la decisión de parejas sexuales y ni siquiera tiene por qué estar relacionada con la práctica sexual inherentemente, pues hay personas identificadas en el espectro de asexuales o demisexuales que al mismo tiempo son bi. La sexualización de las personas bisexuales, especialmente las mujeres, es lo que construye estereotipos dañinos como la promiscuidad.

‘’En el caso de toda persona bisexual está la idea de que pueden ser personas promiscuas, por lo tanto, asociado al sexo y se sexualiza’’ explica Alexandra Hernández, presidenta de Más Igualdad Perú. Se ve entonces un patrón de lo que las personas bisexuales perciben como estereotipos hacia ellas mismas. ‘’Se nos percibe como objetos del deseo, de los tríos, de todo el mundo’’ menciona Ru Romero, fundadora de Bivencia Bisexuala.

La sexualización de los hombres bisexuales no se queda atrás. Existe de ellos un estigma acerca de su ‘rol’ cuando se relacionan con un hombre gay, pensando que son ‘más masculinos’. ‘’En realidad no tiene nada que ver la expresión de género con la orientación’’ explica Hernández. En cuanto a las personas bisexuales trans o en el espectro no binario, hay una invisibilización enorme. Tanta que tienen casi nula representación en la ficción.

Además de afectar a las personas bisexuales directamente, también tiene su impacto en las relaciones interpersonales de estas y sus percepciones de sí mismas. ‘’No todo el tiempo tenemos sexo sólo porque tengamos el deseo. También es porque a veces necesitas sentirte deseada y provocar deseos para sentir’’ manifiesta con frustración Romero. Inclusive esto se traduce en producciones audiovisuales, en donde las percepciones se vuelven fetiches personificados o se da una representación invisible.

La ficción

Callie de Grey’s Anatomy. FOTO: Internet.

‘’Si hubiera tenido un referente (…) mi proceso de vida hubiese sido totalmente diferente, me hubiera podido incluso animar a no sentir tanto miedo, dice con cierta melancolía Ru Romero. En efecto, una representación adecuada de personas bisexuales puede cambiar la vida de muchas personas y se relacionan con su recién descubierta sexualidad. Sin embargo, una visión positiva de la bisexualidad no es tan común en los medios. Si bien en los últimos años se han dado mejores ejemplos de personajes bisexuales, como Darryl Whitefeather de Crazy Ex-Girlfriend o Callie de Grey’s Anatomy, todavía hay un porcentaje peligroso de exponentes que refuerzan los estereotipos de personas bisexuales.

‘’Muchas veces no hay representación, y si la hay no se nombra como tal’’ explica con frustración Vallejos. La palabra ‘’bisexual’’ ha sido tan poco mencionada que se puede cuestionar si algunos personajes, por más estereotipados que sean, genuinamente constituyen representación bi, pues no son definidos como tal. Romero coincide con Vallejos diciendo que también existe ‘’la bisexuala siempre muy feminizada, la femme fatale, insaciable sexual, la traidora, la que no define su sexualidad, nunca nombra que es bi’’.

Las consecuencias

Mujeres bisexuales tienen mayor probabilidad de sufrir violencia sexual. FOTO: Istock

La hipersexualización no se queda en la ficción ni en los comentarios subidos de tono, lamentablemente. Un estudio estadounidense revela que las mujeres bisexuales tienen mayores probabilidades de sufrir violencia sexual que sus contrapartes lesbianas o heterosexuales. Las activistas no creen que sea coincidencia. 

‘’Yo creo que (la razón de estas estadísticas) puede estar en la hipersexualización y las expectativas de performance y la disponibilidad sexual de las mujeres bisexuales’’ opina Hernández. Vallejos, por su parte, coincide afirmando que por este fenómeno ‘’Se asume un consentimiento que realmente no está, porque este siempre tiene que ser afirmativo’’. Efectivamente, si se cree que hay algo inherente en la vida sexual de las personas bisexuales, podemos encontrar peligro en las relaciones de estas en las que ocurra la preconcepción. Esto, ya que esta suerte de fetichización les deshumaniza.

¿Seremos parte del problema? ¿Cómo ayudo a no seguir estigmatizando? Son preguntas que nos debemos hacer siendo parte de una sociedad que oprime a este grupo, a veces sin la intención de hacerlo. Es por ello que hay que tener en cuenta los estereotipos existentes no solo de las personas bisexuales, sino de cualquier población discriminada. Dejar de lado las preconcepciones o tener una mejor representación de personajes no eliminarán el daño, pero definitivamente hará sus vidas más amenas.

Periodismo independiente y feminista en América Latina

Periodismo independiente y feminista en América Latina

Por Karien Díaz

Collage de medios independientes con enfoque feminista en América Latina. Diseño: La Antígona

Este mes recordamos la importancia de la presencia de las mujeres en los medios y el gran labor que realizan día a día para eliminar brechas y ser voces de cambio. Los cambios se hacen en conjunto, con esfuerzo y sororidad. Es por ello que desde La Antígona promovemos un periodismo independiente y feminista no sólo en Perú sino en toda Latinoamérica. Aquí te presentamos una perspectiva de cuál es la situación actual y cómo podemos alcanzar este objetivo.

Si bien en teoría todas las personas son iguales en deberes y derechos, la desigualdad entre hombres y mujeres (y diversidades) en todos los espacios, es evidente e histórica. Debido a la necesidad de visibilizar los casos de violencia de género, agresiones sexuales y la lucha de las mujeres por la equidad en todos los aspectos, el feminismo ha logrado un espacio. Permanecerá en la agenda pública para evidenciar la necesidad del enfoque de género en todos los aspectos de la vida.

El periodismo, y especialmente el latinoamericano, también ha sido sacudido por el activismo feminista por la igualdad de derechos. Su propuesta es integrar este enfoque no solo a la reivindicación de temas usualmente relegados como “no importantes” para la mirada masculina de quienes dirigían las redacciones si no también promover espacios de trabajo seguros y fortalecer la articulación sorora entre periodistas, apoyándose en la colaboración y en el potencial de amplificación que tiene internet.

Un periodismo comprometido

Es cierto que lo que no se nombra, no existe. Pero también es cierto que de lo que no se habla, o lo que no está representado, desaparece ante lo que Chimamanda define como “el peligro de una historia única” narrada por quienes tienen el poder y visibilidad para poner su voz en la esfera pública. Frente a este silencio sistemático, la organización de mujeres y disidencias tomaron espacios tradicionales y on-line para poner sobre la mesa el poder de “otras” historias.

Mórica Maureira, en entrevista para el Knigth Center, señala que el periodismo feminista se encarga de poner en los medios de comunicación tradicionales no solo los derechos humanos de las mujeres, si no también las desigualdades estructurales que permean la cotidianeidad. Mujeres en el Medio, la organización de la que Maureira es cofundadora, refleja que la fortaleza de las mujeres es la sororidad, que organizada y articulada, amplifica temas de urgencia y trabajan lo que ellas llaman “#críticademedios” con enfoque de género.

En 2010 el monitoreo global de medios de la wacc, concluía en que la representatividad femenina en medios de comunicación tenía un tratamiento distinto a la masculina: No nombrándolas como expertas en su tema, con más propensión a enfatizar características físicas o de edad, o identificándolas en relación a otras personas de su familia. Las mostraban principalmente como víctimas (en las secciones policiales) o como objetos de deseo (en las fotografías). Por ende, reforzaban estereotipos. Frente a esto y teniendo en cuenta que ya en1995 la Conferencia Mundial de Mujeres en Beijing consideró a los medios de comunicación como una de las doce áreas prioritarias para lograr la paridad entre géneros. El periodismo feminista es una oportunidad para transformar esta realidad. Un periodismo disruptivo, en red, que establece una agenda pública comprometida con la lucha contra la desigualdad y el enfoque de género.

Como señala Camila Magnet, directora de Copadas.cl, los medios con perspectiva feminista son necesarios en américa latina. Esto, ya que cada país tiene realidades distintas pero coinciden en sus medios de comunicación masivos, manejados por el poder económico y el patriarcado. “Es necesaria una mayor cantidad de información con un enfoque integral de protección para las mujeres. Que, a su vez, plante cara ante esos medios tradicionales a los que nos han acostumbrado. Un periodismo que vaya más allá de la lógica del clickbait y no solo informe. Un periodismo que se haga cargo del vacío de quienes no tienen acceso a la información y educación”

Más allá del discurso: Un compromiso

Más allá del discurso y los temas que el medio pone en agenda, un medio de comunicación de carácter feminista está comprometido deontológicamente con una perspectiva de género dentro de la redacción. Un lugar donde las noticias se producen. Ser mujer y periodista no es nada fácil y mucho menos en un contexto de COVID 19.

El 6to GMMP indica que, “Si las cosas siguen igual, se necesitarán al menos 67 años más para cerrar la brecha para la igualdad de género en los medios de comunicación tradicionales”. Esto se hace evidente en casos reconocidos como el movimiento digital #LasPeriodistasParamos que sucedió en el 2018 en España, en la huelga del #8M. Este movimiento, analizado por María Iranzo, recoge la vulnerabilidad laboral de las periodistas en un contexto de digitalización masiva y crisis económica. El GMMP hace presente además, que cerrar la brecha sigue siendo insuficiente sin una mejora de calidad del periodismo desde una perspectiva de género. 

La codirectora de LatFem, Florencia Alcaraz, en una entrevista en DW plantea que el periodismo feminista ha de ser interseccional. Debe considerar el género, la raza, la clase, la edad o la orientación sexual, entre otras muchos criterios. Y no sólo eso. También debe contextualizarnos en una realidad estructural. Por ello no debe presentar estas características como historias aisladas.

Camila Magnet es directora del medio digital Copadas. Ella afirma que creer y defender la igualdad de derechos y oportunidades es una perspectiva que guía la línea editorial de los medios de comunicación feministas. También hace presente que un espacio joven e independiente que asume la etiqueta de “feminista” contrae una gran responsabilidad en su exposición al escrutinio público. Elegir abrazar ese compromiso es transformador a nivel personal, enfatizando lo colaborativo, el autocuidado y el aprender del error. Estos aprendizajes a nivel individual y comunitario son visibilizados y promovidos también por la academia de Chicas Poderosas. Motivan a tener espacios de deconstrucción y aprendizaje, tanto en su curso de liderazgo para periodistas en Mujer, poder y medios como en su curso Modelo para armar. Este último, un lugar para trabajar en equipo y desde la interseccionalidad y la diferencia.

En resumen y como señala Laura Aguirre, directora de Alharaca, apostar por un medio feminista es asumir una práctica y ética tanto externa, posicionando temas en la agenda pública, como interna, creando una atmósfera empoderadora y segura para las mujeres y diversidades en la redacción.

Natalia Lafourcade: La muestra de evolución y madurez musical

Natalia Lafourcade: La muestra de evolución y madurez musical

Por Alejandro García Salazar

Artículo original en Radio Gladys Palmera. 

Muy reconocida en gran parte de Latinoamérica y una buena parte de Estados Unidos, Canadá, Europa e incluso Japón. Cuenta con más de 20 años de carrera musical, más de 15 Latin Grammy, 2 Grammy, 9 álbumes de estudio. Tuvo participaciones musicales para películas como Coco de Disney. Fue reseñada y entrevistada por grandes e importantes medios musicales como Pitchfork, NPR Music, The Needle Drop, pasando del Rock al Pop hasta la música folclórica y tradicional mexicana. ¿Cómo Natalia pasó de ser la sensación del pop juvenil mexicana a una de las más importantes voces y representantes de la música tradicional y folclórica de México? En esta nota te lo contamos. 

Debut y HU HU HU 

Natalia desde sus inicios demostró hacer lo que quería hacer. Es decir, a pesar de contar con managers y disqueras desde muy joven y perteneciendo a un grupo prediseñado, Natalia Lafourcade evitó y “escapó” de ello realizando lo que precisamente resultó su primer disco y debut en la música. Ella expresa su sentir de esos días y los resume en el sentimiento rebelde y juvenil viviendo en los 2000’s, como indica el primer sencillo de este disco. Sin embargo, su intención era intentar algo distinto a lo que la industria quería con ella.

Sin querer logró tener uno de los discos más exitosos del momento en México. Los sencillos del disco debut de Lafourcade “En el 2000”, “Busca un problema” y otros, fueron hits que cautivaron a toda a una generación. Así, generó desde un inicio, un fanbase y un público que se identificó desde ese entonces con las canciones de Natalia. A partir de eso, además de lograr ser la sensación juvenil de México, logró participar con música por primera vez en una película, Amarte Duele

Nuevas y prontas facetas 

Tres años después, Natalia Lafourcade decidió darle mayor protagonismo a su agrupación. Esto, en parte como un agradecimiento y por otra parte con la intención de mostrar otra faceta estando en todo su furor juvenil. De este modo nace Natalia y Laforquetina y su disco “Casa”. Con este demostró, además de ese espíritu juvenil y emocionante, liderazgo, creatividad y autonomía. Asimismo, se mostró inmersa en las líricas y lo instrumental. Hizo parte también del arte visual de la portada del disco, tomando decisiones y haciendo aportes creativos desde su percepción. 

Desde muy joven Natalia ha vivido lo que puede ser el sueño de muchos artistas. Ese sueño de ser artistas y músicos de tiempo completo y lo que involucra : firmar con disqueras, contar con productores y presupuesto para el desarrollo de su trabajo musical. Sin embargo, esto nunca ha afectado las decisiones y determinaciones de Lafourcade sobre su música. Así, a modo de demostrar que con todo esto logró el desarrollo de ‘Casa’ junto a La Forquetina, este proyecto no tuvo más que una gira corta. Aun así, se llevó un Grammy Latino

Ya con un rotundo éxito y un gran público, Natalia cuenta que fue en ese momento cuando más perdida se sentía. No estaba segura si eso era lo que quería hacer toda su vida. No estaba segura de seguir haciendo música por más que la amara y sintiera que fuera su vida. Por ello decide “retirarse” a Canadá, con la intención de ‘alejarse’ de la música por un tiempo. Sin embargo, sin querer, allá fue donde más encuentro con la música tuvo.

Vivió en una casa de artistas de múltiples instrumentos, influencias y culturas. Esto no sólo permitió que se reencontrara con la música y que se asegurara que esa iba a ser su profesión y proyecto de vida. Según afirma Natalia, fue uno de los momentos de mayor inspiración en su vida. Fue cuando se le ocurrió entonces el proyecto Las 4 estaciones del amor. Dicha idea nació a partir de su encuentro con los muchos músicos con los que compartió en Canadá y la intención de querer hacer algo orquestal. 

Con este proyecto Natalia descubre una nueva faceta de directora y alguien capaz de hacer algo completamente distinto, pues Las cuatro Estaciones Del Amor es un proyecto netamente instrumental al cual ella llamó Pop Sinfónico. 

También salió de su confort, dejó un poco el sentimiento y la emoción juvenil y expresó algo netamente dedicado e inspirado por el amor. Cuenta Natalia que con este disco buscó expresar distintas etapas que se viven a través del amor representadas en estaciones y por supuesto en música. 

Las cuatro estaciones del amor serían de vital importancia para su siguiente disco solista oficial: HU HU HU. 

Luego de su viaje a Canadá y de trabajar con la orquesta sinfónica de Jalapa para LCEDA, nuevos instrumentos, nuevas sonoridades, atmósferas y nuevas inspiraciones dieron nacimiento a su siguiente disco. 

La importancia de HU HU HU para la carrera de Natalia radica tanto en la llegada de nuevos instrumentos y sonoridades como en el acercamiento con otros grandes artistas que ella admiraba. Por primera vez, pudo colaborar con Julieta Venegas, quien participa en la canción ‘Hu Hu Hu’. Asimismo, con Juan Son (Porter) y Carla Morrison. 

Aquí Natalia nos muestra otro mundo que desarrolló a través de esas nuevas sonoridades e inspiraciones. Nos narra algo más fantástico e imaginativo: fábulas y cuentos sobre el amor, sobre la vida y el mundo. 

A partir de entonces escuchamos a una Natalia Lafourcade que aprovecha y usa distintos instrumentos y ritmos, y que aprende y se nutre de sus ídolos. 

Mujer divina, disco clave

Su creatividad tomó otro rumbo al desear hacer un disco “no-propio”. Fue cuando se encontró con la música del cantautor, leyenda musical mexicana, Agustin Lara. Dice Lafourcade que al escuchar su música y al conocerlo tuvo una corazonada. Sintió como si la música le hiciera un llamado a conectarse con esta parte de sus raíces, a México y a lo tradicional. Además también decidió tomar este nuevo proyecto como un reto. 

Pues cuenta también que durante el proceso de Agustín Lara, sentía mucho dolor físico, no podía siquiera cargar una guitarra. Aun así con mucho amor y esfuerzo este proyecto se realizó. 

Natalia trasladó sus canciones favoritas de Agustín Lara a guitarra y piano para así escoger y decidir cuales interpretar y hacer parte del disco. También, para combinar el mundo de Lafourcade con el antiguo mundo que dejó Lara. Sin embargo, estaba segura que no sólo era un homenaje a Agustín, sino también a la principal musa e inspiración del mismo Lara: las mujeres y como tal, a la feminidad. Natalia Lafourcade entonces decidió “balancear” un disco tan femenino para ella. Por esta razón decidió invitar a varios grandes artistas que ella admiraba y seguía desde hace tiempo como Miguel Bosé, Gilberto Gil, Vicentico, Meme, y otros más maestros e ídolos de la artista mexicana. 

Al escuchar Mujer Divina: Homenaje a Agustin Lara es notable como Lafourcade deseaba plasmar el romance y el ambiente bohemio de Agustín a través de su sonido tierno, pop y de algún modo divertido. También es una muestra de la validación que ya recibía Natalia como una de las grandes artistas hispanoamericanas por los demás artistas “grandes” y de mayor carrera. 

En Mujer Divina escuchamos a una Natalia alejada del pop que solía hacer, con una madurez notable se acerca mucho al bolero y a la balada y otros ritmos y géneros nuevos en la música de Natalia. Se puede decir que es el primer, más conciso y directo encuentro con la música tradicional mexicana que más adelante resaltará en su ser de artista. Por ello, Mujer Divina debe ser escuchado y visto como un disco disruptivo en la carrera de Natalia Lafourcade.

Derecho de nacimiento y la causa social

Mientras hacía promoción de Mujer Divina y el disco llegaba a su público globalmente, en México se vivía un momento álgido en materia política. Natalia no fue indiferente. Viendo y viviendo la situación, los movimientos juveniles y el inconformismo del pueblo en aquel entonces Lafourcade preguntó en una de sus redes sociales “¿Que le dirían ustedes a nuestros líderes?”. Dicha acción no fue sólo por preguntar. Esa simple pregunta para ella, tenía un objetivo. A partir de las múltiples respuestas que tuvo decidió condensar esas ideas y hacerlas canción. Una de las canciones más importantes y relevantes en la trayectoria de Lafourcade. Así nace al menos la idea central de ‘Derecho de nacimiento’: canción que en ese momento unió a los artistas y músicos en apoyo a los movimientos juveniles, específicamente el movimiento #Yosoy123. 

“Un derecho de nacimiento” no sólo expresa y habla de ese momento específico en México. Es una canción con vigencia infinita y que no pertenece a ningún lugar específico, pues en distintas ocasiones la canción ha acompañado muchos otros movimientos sociales en gran parte de Latinoamérica. 

“Yo no nací sin causa, yo no nací sin fe…”

El disco perfecto, Hasta la raíz

Hasta la raíz es el disco que se complementa a través de los demás y primeros discos de Natalia Lafourcade. Se percibe ese pop romántico y meloso que la ha destacado por años con toques o fusiones de otras músicas como Rock, Reggae, Jazz y Bossa Nova. Tal resultado ha sido una de las intenciones de Natalia desde siempre. No quedarse en un sólo estilo musical. También escuchamos a una Natalia que canta al desamor desde el amor, que le canta a la vida, y que expresa sentimientos e historias muy profundas a través de la intención sublime, delicada y elegante de los boleros y la baladas. Escuchamos a una Natalia que es capaz de hacerle una apología a la tristeza y a la nostalgia. Apreciamos a una Natalia que toma cosas del pasado pero que logra mantenerse actual, vigente y fresca. Es un disco dinámico, conmovedor, cautivador y emocionante. 

Pero ¿cómo Natalia logró recopilar todo el trabajo que había hecho? ¿Cómo recogió todas sus influencias, toda la inspiración que sentía especialmente desde el Homenaje a Agustin Lara?

La intención de Hasta La Raíz fue mostrar algo totalmente personal y transparente, explica Natalia. Añade que son canciones que hablan de ella, que el disco es un disco muy de ella. Con él quiso diferenciarse del sentimiento juvenil y fantasioso de su debut y de Hu Hu Hu. Agrega además que, este disco es un disco que permite ver todo lo que ha ocurrido con ella, que permite ver a través de las mismas canciones cada historia. 

Además de lo que sustrajo de Agustín Lara esa pasión y ese sentimiento por el amor, tuvo un par de influencias muy importantes durante la creación de Hasta La Raíz; Joni  Mitchell y su disco Blue, y Michael Kiwanuka con su debut Home (2012). Otra muestra de que Natalia es alguien que sabe tomar elementos del pasado manteniéndose presente y vigente. 

Hasta la raíz es el disco en el cual Natalia ha puesto más de sí. Es por el cual fluyó en tres años a través de distintos lugares mientras viajaba de gira o por otras cuestiones personales: Colombia, México, Cuba, Las Vegas y su casa. El disco no fue tan planeado, afirma Lafourcade. Por eso quizá sea una de las razones por las que se logra escuchar tan profundo y natural. 

Con HLR logró 5 Grammys Latinos y 1 Grammy, sin embargo la importancia y el legado de este álbum no sólo queda en los premios. Recordemos que fue destacado por muchos medios especializados de música, y por supuesto uno de los más apreciados y queridos por su público hasta el día de hoy. 

Natalia imparable, Musas Vol. I y II

Es increíble la forma en como Natalia pasa de proyecto en proyecto; como adopta ideas, intenciones, influencias y propuestas diferentes en poco tiempo.

Luego del éxito de Hasta La Raíz, giras, colaboraciones en otros proyectos y un merecido descanso, Natalia Lafourcade sentía que era inevitable hacer un disco con Los Macorinos a partir de su encuentro con ellos en un homenaje a Chavela Vargas

Natalia tenía esta idea de las Musas. Es decir, de canciones y artistas del folclor y la tradición latinoamericana que de una u otra forma la habían inspirado a ella y a muchos otros artistas actuales por muchos años. Fue así como la artista seleccionó cuidadosamente una gran lista de canciones para re-interpretar. 

De este modo propuso la idea y presentó esta gran lista de canciones a Los Macorinos. Miguel Peña, guitarrista del grupo, comenta que Natalia fue muy selectiva y cuidadosa al seleccionar las diferentes canciones y que no había trabajado con una artista igual. 

Así Lafourcade ‘completó’ la madurez musical e incluso personal que empezó desde el Homenaje a Agustin Lara. Esta vez volvió a rendir homenaje a la época, a la tradición y a la gran herencia musical latinoamericana; incluso a Los Macorinos, pues este disco no es sólo de Natalia Lafourcade. Su nombre indica que es un disco “A manos de los Los Macorinos”. 

Musas, es un viaje, un viaje a otras épocas, a distintos momentos de la música, es un viaje a la raíz y tradición cultural y musical latinoamericana. Natalia L. logra demostrar su capacidad de salirse de lugares comunes. Cuenta que su intención era juntar su propio mundo con el mundo musical de Los Macorinos

Tan grande fue la inspiración e importancia de esta idea para Natalia que Musas dio para un segundo volumen. Así al siguiente año nace Musas (Un Homenaje al Folclore Latinoamericano) A Mano de Los Macorinos Vol. II donde se escucha una versión de su gran y anterior trabajo ‘Derecho de nacimiento’ por supuesto con el toque y sonido de Los Macorinos

Un detalle no menor de Musas, es que este fue grabado en directo detalle que muestra la intención orgánica, natural y de antaño por parte de todo el equipo de trabajo, Los Macorinos y Natalia. 

Seguir en la raíz, Un canto por México Vol, I y II

Lafourcade conoce a Los Cojolites, una agrupación de música tradicional mexicana (Son Jarocho) fundada en 1995. Lo hace aproximadamente en 2015 durante su gira de Hasta La Raíz. La conexión con ellos fue inmediata. Natalia siempre deseosa de conectarse con su raíces se relaciona muy bien con ellos. Sin embargo, su encuentro ‘real’ se da después del desafortunado terremoto de Puebla que afectó el Centro de Documentación de Son Jarocho fundado por Los Cojolites. Por esto, en 2017 Natalia realiza un concierto benéfico llamado ‘Un canto por México’ a favor de la reconstrucción del centro. 

Luego de todas las repercusiones de Musas I y II, en 2019 Natalia lanza “Una vida”. Fue uno de los primeros sencillos de lo que vendría a ser su más reciente proyecto dedicado y homenajeando a la tradición musical mexicana, “Un canto por México Vol. I”. 

Nacido y producido con sentido social e histórico, “Un canto por México” continúa la línea tradicional en la que Natalia Lafourcade ha querido dedicar desde el Homenaje a Agustin Lara. 

Pero esta vez es un homenaje específico. Es un homenaje a la tradición mexicana, a su país, a sus raíces más cercanas y propias. Sin embargo, no tiene la misma idea de Musas ni del Homenaje a Agustín Lara. En este encontramos nuevas canciones y anteriores canciones de la autoría de Natalia con sonido totalmente mexicano, como la re-versión de su éxito ‘Hasta La Raíz’ junto a Los Auténticos Decadentes al estilo Ranchera, ‘Para que sufrir’ con Jorge Drexler guiada más hacia el bolero, ‘Lo que construimos’ con Meme al estilo cumbia ranchera y ‘Un derecho de nacimiento’ junto al Panteon Rococo. Con esto, también vemos una fórmula o ‘receta’ usada en el Homenaje a Agustin Lara, la participación e invitación a un nuevo reto de otros artistas. 

Natalia afirma que este disco le sabe a mole porque tiene muchos ingredientes. Es exótico y muy propio. 

Así sale a la luz en 2020 Un Canto Por México Vol. I, con los lanzamientos de los sencillos “Una vida” y “Mi religión”. Esta última, siendo un homenaje especial al amor y especialmente a la música. Aquí, afirma que la música es su vida y su religión. 

En 2021 se lanza Un Canto Por México Vol II a pesar de la pandemia global. Logra la segunda parte de este disco altruista, social y tradicional, con el cual termina (por ahora) el homenaje a la música mexicana en general, junto a una gran selección de artistas latinoamericanos que de alguna forma también hacen parte de la herencia de la música latinoamericana y mexicana. El disco es como es porque está hecho en comunidad, indica Natalia. 

Algunos podrían afirmar que Natalia Lafourcade siempre ha tenido todo a su favor. Padres y familia de músicos y artistas, disqueras, medios y público. Sin embargo, no cualquiera podría aprovechar todo esto de la manera que lo ha hecho Lafourcade. No cualquiera aprovecharía todas estas oportunidades para evolucionar, madurar y trascender de la manera que Natalia lo ha logrado. Ha cambiado de ritmos y géneros musicales sin faltarles el respeto, yendo acorde a sus vivencias e influencias.

Nos ha expresado y entregado gran parte de su propia vida y personalidad en múltiples canciones. Ha participado en películas, ha retado y propuesto a otros artistas a salirse de sus zonas de confort. Igualmente, ha sido invitada por otros grandes artistas que la validan y ven como una de las grandes dentro de la música popular, comercial, tradicional e incluso folclórica, como Juan Gabriel en su momento, Omara Portuondo, Los Ángeles Azules y más. Ha hecho parte de causas sociales y altruistas a favor de movimientos juveniles e históricos, y de algún modo ha puesto la música tradicional mexicana y latinoamericana de nuevo en boca y en oídos de nuevos públicos y medios musicales alrededor del mundo. Todo ello, con esa sonrisa, buen humor, inocencia y creatividad que demostró desde El 2000 hasta su bagaje y gran experiencia actual. 

Espacio limitado: Mujeres peruanas y su participación en política

Espacio limitado: Mujeres peruanas y su participación en política

Por Mya Sánchez

Irene de Santolalla, primera senadora del Perú. Foto: Archivo El Comercio

Han pasado seis décadas desde que algunas de nosotras podemos ser llamadas ciudadanas. No obstante, los obstáculos que constantemente enfrentan las mujeres al intentar incursionar en política siguen teniendo como objetivo relegarlas de las esferas públicas y excluirlas de la toma de decisiones. ¿Cómo es ser una mujer política peruana en pleno siglo XXI?

Era 1933 y el Perú parecía ser una república sin mujeres. “Son ciudadanos los peruanos varones mayores de edad, los casados mayores de 18 años y los emancipados”, dictaba la Constitución Política promulgada por el presidente Luis Sánchez Cerro. La igualdad de derechos parecía ser -desde los inicios de nuestra vida republicana- una idea descabellada. Lo era tanto que María Jesús Alvarado -sufragista y primera peruana en plantear el voto femenino- fuera deportada en 1911. Esto, cuando iniciaba su activismo por la equidad cívica.

Pero su lucha y la de tantas otras mujeres dio frutos: en 1955 el entonces mandatario Manuel A. Odría promulgó la ley N° 12391. Dicha norma extendía el derecho a elegir y ser elegidas a las mujeres mayores de edad, casadas y alfabetizadas. Hoy, que se cumplen 66 años de aquel día. Es importante preguntarnos: ¿Podemos las mujeres ejercer una vida política en igualdad de condiciones que los varones?

Candidatas pero no electas

Las Elecciones Generales de 1956 fueron las primeras en las que las mujeres pudieron participar. El resultado de estas fue la presencia de 8 diputadas de un total de 182 y una senadora en el universo de 53. La presencia de mujeres, sin embargo, no fue sostenible, pues fue disminuyendo y aumentando indistintamente con el paso de los años. Fue recién en 1997 en que se introdujo la Ley de Cuotas Electorales. La misma que establecía un mínimo de 25% de representación de mujeres o varones en las listas parlamentarias y municipales.

Los resultados evidenciaron la necesidad de esta medida: la cantidad de mujeres en el Congreso del año 2000 se duplicó. Ese mismo año se incrementó la cuota al 30% en las listas electorales de candidatos y candidatas al Congreso. Posteriormente se extendió a cargos municipales, elecciones regionales y Parlamento Andino. Así, en el 2001 tuvimos 22 congresistas (18%); en 2006, 35 (29%) y en 2011, 28 (22%). Tras cinco años, el 2016 alcanzamos un número de 36 (28%). Finalmente, el año pasado, obtuvimos 34 mujeres (26%), de acuerdo con lo reportado por la Defensoría del Pueblo

Sin embargo, como explica la abogada, magíster en Ciencia Política y otrora integrante de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, Milagros Campos, “no hubo un cambio sustancial porque las candidaturas incrementaron pero el número de congresistas electas no llegaba al 30%, o sea era menor a la cuota, y eso tenía mucho que ver con la posición en la lista”. En ese sentido, en las penúltimas Elecciones Generales, en 21 de los 26 distritos electorales se presentó el mayor número de mujeres ubicadas en los tercios inferiores de las listas y solo 51 de las 229 listas eran encabezadas por mujeres.

Fue así que el proceso electoral de este año fue el primero en el que se aplicó la Ley de paridad y alternancia. Motivo por el que las listas debían tener 50% de hombres y mujeres. Asimismo, debían estar ubicadas de manera intercalada. Si bien la representación en el Congreso actual alcanzó la cifra histórica del 40%, sigue siendo inferior a la cuota. Esto, se debe en gran medida al voto preferencial, que altera el orden de elección de los candidatos.

Al respecto, Campos explica que los resultados de la Ley de paridad y alternancia se evidenciarán también en las próximas Elecciones Regionales y Municipales del 2022. Añade que antes “si teníamos una municipalidad donde habían 12 regidores, las mujeres estaban ubicadas en la segunda mitad. Lo que significaba que a la hora de salir elegidos no necesariamente había mujeres”. De hecho, comenta, actualmente no hay gobernadoras regionales en el país.

Electorado sesgado

Convertirse en regidora provincial en el 2019 y en la segunda alcaldesa provincial y la más joven en la historia de Cusco en el 2020 no le trajo a Romi Infantas solo alegrías: tuvo que enfrentarse a cuestionamientos constantes sobre su capacidad. Durante su gestión, tuvo que atestiguar cómo las redes sociales y los medios de comunicación hablaban sobre su aspecto físico o incluso sobre si era soltera o casada. Las medidas afirmativas promueven la participación de las mujeres, ¿pero qué tan dispuestos están los ciudadanos a elegirlas?

La abogada, política, ex presidenta de la Asociación de Regidoras y Mujeres Autoridades de la Región Cusco y miembro de la Red Nacional de Mujeres Autoridades (RENAMA) Serly Figueroa, concuerda con Infantas al reconocer que a las mujeres se les exige el doble. Ella cuenta que en una oportunidad, un alcalde provincial en plena sesión cuestionó su participación en una ponencia diciendo “¿Y qué sabe ella? ¿qué nos va enseñar? Yo le debería dar clases”.

Esta duda sobre la competencia de las mujeres para el ejercicio de cargos públicos lleva a reproducir creencias sexistas que deslegitiman constantemente su trabajo y esfuerzo. “Asumes una gerencia y creen que estás ahí porque eres amante de alguien”, relata Figueroa. No obstante, la raíz más profunda de estas actitudes y discursos encuentra su lugar en los roles de género.

Como explica Diana Chávez, directora de Proyectos de la Asociación Civil Transparencia, “las mujeres tienen que probar que están listas para ejercer un cargo y asumimos que los hombres nacieron listos porque siempre han estado ahí”. En ese sentido, las labores que históricamente han sido asignadas a varones y mujeres los han colocado a ellos en esferas públicas y a ellas en espacios privados asociados siempre al rol de cuidado.

Tras tener un gabinete paritario en la anterior gestión, hoy vemos de nuevo cómo las carteras encabezadas por mujeres son únicamente Desarrollo e Inclusión Social y Mujer y Poblaciones Vulnerables. “Eso se ve desde las comisiones distritales en las regiones. ‘La regidora que se encargue de la Comisión de Asuntos Sociales, que vea Vaso de Leche, que prepare la comida para el aniversario del distrito’. Lo que estamos viendo es lo que pasa normalmente en el interior del país. Realmente creen que sólo servimos para hablar de nosotras y de asuntos sociales”, sentencia Figueroa.

Así, cuando una mujer incursiona en política, les resulta casi imposible separar los ámbitos privado y público de sus propias vidas. El escrutinio al que son sometidas constantemente tiene como objetivo convencerlas de que no les corresponde ese espacio. Diana Chávez, afirma que dedicarse a decidir sobre lo público es una traición a su identidad primaria y “natural”. “Es como estar parada en una cancha enorme pero dentro de un círculo muy pequeño del que no puedes salir”, concluye la directiva de Transparencia.

Puertas cerradas

Durante el proceso de transferencia de mando, Romi Infantas escuchó casualmente cómo los miembros del equipo de gestión anterior, a los que había decidido mantener en sus cargos, hablaban entre ellos sobre si ella podría tener una buena gestión en plena emergencia sanitaria. Como regidora, ha percibido también que cuando hace una solicitud, demoran en transmitirle la información o le responden con datos desatinados como subestimando su entendimiento de la situación. “‘No, no va a entender términos técnicos’, piensan”, comenta la regidora.

Desde la obstrucción del ejercicio de los cargos hasta el hostigamiento y acoso sexual. Las distintas estrategias que utilizan, tanto funcionarios públicos como la sociedad en general, para desalentar la presencia de las mujeres en política, son bastantes. Diana Chávez relata cómo desde Transparencia han identificado que en algunas municipalidades se ocultaban oportunidades de capacitación a las regidoras. También comenta que en ocasiones, no se les entregaba invitaciones de seminarios relativos al género porque consideraban que estaban discriminando a los hombres.

En un reciente taller realizado en Ocongate para líderes y lideresas de comunidades, Serly Figueroa evidenció un tipo más de discriminación. Los participantes contaron que en los estatutos de algunas comunidades se indica que si van las mujeres solamente se toma el 50% de su participación. Narran que en las faenas no son tomadas cuenta para nada o que pueden ser secretarias o tesoreras mas no presidentas. “Si esto no cambia a nivel comunal, no va a cambiar nunca”, se lamenta.

Las campañas de desinformación son otra forma de impactar en el derecho a ser elegidas. Infantas Soto fue víctima de una cuando el año pasado empezó a circular por redes sociales una fotografía suya y de su familia de años pasados. La estrategia era dar a entender que en plena pandemia se había ido de vacaciones y el objetivo era desestimar su trabajo. 

Esta es una realidad que conocen de cerca mujeres como Rocío Silva Santisteban o Mirtha Vásquez. Ellas, al ascender a la presidencia del Congreso se convirtieron en blanco de campañas intensivas de terruqueo y bulos. “Las mujeres de izquierda son más fácilmente satanizadas porque son incómodas al sistema político, a una sociedad que es machista y a un determinado modelo económico”, explica Chávez.

Hace unos días, fuimos testigos de cómo el premier Guido Bellido agredió verbalmente a la congresista Patricia Chirinos al decirle “solo falta que te violen”. Por si fuera poco, luego pidió a las mujeres que piensen en sus familiares hombres antes de denunciar una agresión. Al respecto, Chávez detalla que lo común en una sociedad machista es utilizar la violencia sexual como una práctica disciplinaria cuando se considera que las mujeres están saliendo del espacio que deberían ocupar. 

Ante ello, hace poco más de cuatro meses se promulgó la Ley de Acoso Político. Esta, sanciona con una multa la mayoría de casos descritos líneas arriba. No obstante, Figueroa agrega que la norma no va a prevenir el acoso durante la campaña con un evidente temor por la exposición de las mujeres que ahora tendrán mayor participación. “Las campañas son sanguinarias”, reflexiona. Por otro lado, la abogada Campos lo atribuye a un problema cultural. Afirma que hay prácticas informales internas que difícilmente serán cambiadas por una ley y que más bien la solución está en la educación.

Nivelar el terreno

Seis décadas después, hemos avanzado. Campos apunta que el cambio ha venido siendo gradual. Asimismo, que acciones como la contundente reacción que generan casos de acoso o violencia y la solidaridad que muestran incluso adversarios políticos son positivas. “Me parece un avance en cuanto a valores de la sociedad y la exigencia que supone la vida política pública”, añade.

Pero aún queda un largo camino por recorrer. Las brechas socioeconómicas y educativas nos han separado desde los inicios de esta lucha, porque la ciudadanía no fue otorgada a todas por igual. En ese sentido, la defensa de sistemas como el meritocrático termina cayéndose ante la contundencia de resultados como los que muestran las cuotas. Como comenta el filósofo político Michael Sandel y repite Chávez, “la meritocracia termina siendo un sistema tiránico en un mundo con profundas desigualdades”.

Así, los factores estructurales por los que grupos hegemónicos detentan el poder evidencian la necesidad de medidas afirmativas para que nuestro sistema político sea cada vez más representativo y equitativo. Romi Infantas, que no tenía referentes femeninos en su época, celebra el hecho de que en la actualidad las niñas y jóvenes que la llaman o a las que se encuentra por la calle la consideren un ejemplo de lo que ellas podrían ser en un futuro próximo.

Coincidencias como haber tenido una presidenta del Congreso, presidenta del Tribunal Constitucional, presidenta del Poder Judicial, Jefa Nacional del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) y Fiscal de la Nación simultáneamente durante este año son fundamentales para visibilizar a las mujeres en cargos de dirección, opina Campos

La consecuencia de no contar con una adecuada representación femenina es una lectura incorrecta de nuestras necesidades, argumenta Chávez. “No nos ven, no somos vistas y somos invisibles”. Evitar tener servicios, lineamientos y políticas androcéntricas pasa por incluir a las mujeres en la toma de decisiones. Al final, sin la mitad de la población no tendremos un panorama completo de lo que es ser una nación.

La salud sexual en tiempos de COVID-19

La salud sexual en tiempos de COVID-19

Por Mariana Aljovín

Foto: Prensa

El Día Mundial de la Salud Sexual es una fecha para visibilizar, promover y generar una mayor conciencia social sobre la salud sexual y reproductiva, para así lograr una sociedad más justa. ¿Cómo hemos estado cuidando y aprendiendo sobre nuestra sexualidad en tiempos de COVID-19? Aquí un recuento y recomendaciones para estar informadas al respecto.

La sexualidad se expresa durante toda nuestra vida, y se manifiesta de distinta manera en cada individuo y cultura. Es por ello que debemos aceptar y tolerar la diversidad. Asimismo, garantizar su desarrollo seguro e informado. Este día reconoce que los derechos sexuales son esenciales para disfrutar de una vida sexual libremente elegida, saludable y placentera, sin violencia, riesgos ni discriminación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud sexual como un “estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia”.

El objetivo es lograr que todos los embarazos sean deseados, que todos los partos sean seguros y poner fin a la violencia basada en género y practicas nocivas contra grupos que suelen enfrentar restricciones en su capacidad para ejercer este derecho básico.

Foto: ONU

Actualmente, el 55 % de las mujeres peruanas en edad fértil accede a métodos modernos de planificación familiar. En Latinoamérica, este porcentaje se encuentra en el orden del 70%. Si bien se han producido avances importantes en los últimos años, aún quedan abiertos grandes debates sobre la sexualidad, especialmente la que respecta a las mujeres; y brechas socio – económicas para acceder a una salud universal. 

Suele resultar complicado empezar a cuidarnos o informarnos sobre salud sexual, para esto es óptimo acudir a un profesional que de manera ética nos brinde dicha información y cuidados. En el sitio web del Ministerio de Salud podemos ver cual es nuestro centro de salud más cercano para comenzar a cuidarnos. Otra institución que promueve la salud es INPPARES https://inppares.org/ que brinda consejeria en salud sexual y salud reproductiva de manera accesible.

Hay diversas maneras amigables de encontrar información. Por ejemplo, a través de las redes sociales tanto de personal medico especializado como @tuginealdia o @fementidad, como comunicadoras o sexólogas @yacallateromina, @corazonconleche, @lamujeralborde. No tengamos miedo de velar por nuestro bienestar sexual. Lo merecemos. 

la antígona

Periodismo en Femenino

Suscríbete a nuestro Newsletter Mensual